El novillero extremeño ha sido uno de los jóvenes más destacado en el escalafón menor en las dos últimas temporadas; ahora narra para LA TIERRA DEL TORO cómo ha sido su 2016

El novillero Alejandro Fermín ha sido uno de los jóvenes más destacado en el escalafón menor en las dos últimas temporadas. Aunque a pesar de las numerosas oportunidades aún no ha dado un toque fuerte en una plaza de importancia, sí que ha destacado con pequeños toques de atención. Este año una lesión en el mes de septiembre le impidió rodarse con la integridad física con la que había entrenado. Además, hace unos días rompía con su apoderado, Alfredo Fernández. Nos lo explica.

Alejandro, ¿cómo te encuentras como torero? ¿Cómo están siendo tus entrenamientos y cómo te vas a plantear la próxima campaña?

Ahora mismo me encuentro con sensaciones raras. Ha sido una temporada difícil, con muchas cosas en contra, pero me siento orgulloso. Creo que he superado las dificultades que me ha puesto la profesión. Ahora toca reflexionar, pensar en las cosas malas para seguir creciendo y disfrutar las buenas. Los entrenamientos son los mismos, entrenar día a día.

¿Cómo fue ese percance?

Ahora ando de médicos. Lo más posible que me tenga que operar. El hombro se me salió en Villaseca, al día siguiente quise torear y toreé en Guadalix de la Sierra. Ahora lo más seguro que me tenga que operar, veremos a ver qué pasa.

Has estado en Madrid, pero ¿cómo fue aquella tarde y en qué plazas has actuado posteriormente?

Madrid ha sido una plaza que ha marcado, a mí y a cualquiera. Luego ha sido una temporada bonita, porque a pesar de todo lo que ha pasado he estado en muchas Ferias. Empecé en Madrid, luego Villaseca que siempre es una Feria que ilusiona, luego toreé en Guadalix, donde también recibí una cornada, y luego una tarde emotiva en homenaje a Víctor Barrio en Riaza, y luego en Arnedo, que fue de las tardes que peor lo pasa un torero por lo dura que fue la novillada.

Supongo que ahora estarás preparando tentaderos, ¿cómo llevas el invierno?

Ahora toca entrenar y se para todo un poquito, se queda todo vacío. Cuando empiecen los tentaderos, con la mente y la ilusión de nuevo a tope. Tiene que ser una temporada para solucionar mi carrera.

La próxima campaña tendrás Madrid como telón de fondo, ¿y la alternativa?

Primero hay que tomar ambiente, aprender de todos los errores este invierno y tener la mente en pisar de nuevo la plaza de Madrid. De ahí depende todo. Si tengo el valor de salir adelante, llegará la alternativa. Sería bonito.