Se lidió una corrida de Dosgutiérrez que no tuvo el juego esperado salvando los animales cuarto y quinto, y a la que las malas espadas de Pardo, Bolívar y Ginés Marín hicieron lo demás.

Solo quedará el entradón para recordar de la segunda de Feria en la plaza de toros colombiana de Manizales, segundo festejo de la Feria del Café. Se lidió una corrida de toros de Dosgutiérrez que no tuvo el juego esperado salvando los animales lidiados en cuarto y quinto lugar, y a la que las malas espadas hicieron lo demás.

En la corta distancia intentó entender Cristóbal Pardo a un abreplaza de cortísimo recorrido, que no fue a más y que impidió el lucimiento del espada nacional. Frente al cuarto, Pardo se lució porque fue el mejor animal del encierro, pero desgraciadamente pinchó su buen hacer de muleta con la espada y escuchó palmas tras aviso.

Aseado anduvo Bolívar con el distraído segundo, un animal en cierto punto mansurrón al que consiguió embeber por momentos pero no conectar. Escuchó leves palmas tras matar de forma efectiva. Frente al quinto, el diestro colombiano dejó buenos momentos de poderío ante otro animal con posibilidades, pero anduvo pesado con la espada y recibió saludos.

Movilidad sin clase mostró el tercer ejemplar de Dosgutiérrez, un animal que le permitió por momentos hacer el toreo a Ginés Marín pero no terminar de conectar por esa falta de celo enclasado del animal. Fue ovacionado. Frente al cierraplaza escuchó los tres avisos tras fallar en reiteradas ocasiones con el acero.

FICHA DEL FESTEJO

Plaza de toros de Manizales, Colombia. Segunda de la Feria del Café. Corrida de toros. Casi lleno.

Seis toros de Dosgutiérrez.

Cristóbal Pardo, silencio y palmas tras aviso.

Luis Bolívar, leves palmas y ovación.

Ginés Marín, ovación y silencio tras tres avisos.