Roca Rey en el tercero de la tarde puso todo el cónclave de acuerdo y con los pelos de punta. El valor, da toreria, la inteligencia y el arte de Peruano fueron la marca de la faena de la Feria. Inicio la faena con dos pases cambiados por la espalda, al natural dio el pecho ofreciendo siempre la muleta por la bamba ligando los pases. Trago parones impresionantes y mato de gran estocadas.

Manzanares toreó con brillantez con el capote a ambos astados. El un castaño chorreado segundo con trapío, destacó en un quite por chicuelinas que tuvo el sello de su padre. Buenos fueron los naturales y los pases de pecho, en redondo ligo dos buenas tandas, su espada lleva «veneno» y reventó el toro. El quinto fue un toro sin transmisión, ando animoso por ambos pitones en una faena de altos y bajos, mato recibiendo y el toro salio rodado.

No fue la tarde de Morante, nunca se confió con el capote en ambos toros, con la muleta solo le vio su toreo en los naturales recetados al cuarto, ando irregular con la espada y el respetable se quedo sin ver el arte de la Puebla.

 

Olivenza (Badajoz). Domingo, 5 de marzo de 2017

Toros de Victoriano del Río, justos de presentación y juego desigual

Morante de la Puebla, división de opiniones y ovación con saludos

José María Manzanares, oreja y oreja

Roca Rey, dos orejas y silencio

Entrada: Lleno de no hay billetes