No dio el juego deseado el I Toro del milagro de la ganadería El Torreón, adquirido por la asociación Suerte y al toro, celebrado en la localidad de Illescas (Toledo)

Jabonero sucio, herrado con el número 162 y con el guarismo 2, lo recibió el recortador, Francisco Murillo «Pakito» con un especular salto, marca de la casa.

Pecó de moverse poco, o más bien prácticamente nada.

Midió cada arrancada cada vez que se le citaba. Eso sí, al arrancarse, lo hacía con todo.

La organización, pedía por megafonia continuamente , respeto al toro. Pero cada toro tiene lo que tiene dentro, y de donde no hay, no se puede sacar.
Más fachada y seriedad que otra cosa el galán, que cierto es que fue muy serio por delante. ¡Todo un tío con rizos en el morrillo! Pero hasta ahí…

La diversión en el ruedo, y las risas en el tendido, la pusieron las vaquillas.