En la Plaza de Morón con algunos minutos de retraso, se abrió la corrida con el pasodoble dedicado a Manuel Benítez «El Cordobés».

Era un día muy especial, se enfrentaban por primera vez, los dos hermanos y la expectación era máxima para saber si Manuel Benítez asistiría  a ver a sus hijos.

La ovación del público fue atronadora. Diego Ventura los acompañaba a caballo. Los tres salieron al ruedo rodeados de cámaras, tanto de tv como de periodista, que no quiesieron perderse la actuación de los dos hijos del quinto califa del toreo.

Ventura cuajó dos buenas faenas y se llevó tres orejas , pero antes,  pero antes , reunió a los hermanos para brindarles su primer toro y para dedicarles unas palabras .

El padre no asistió . Julio le brindó el sexto a Manuel estrechándose en un fuerte abrazo.

Diego Ventura: oreja y dos orejas

Manuel Díaz : dos orejas y dos orejas

Julio Benítez:  dos orejas y oreja.

Puerta Grande para la terna.