Quemada la enfermería y las dependencias adyacentes de la plaza de toros de Moncada, firmadas con pintadas insultantes e intolerantes hacia la tauromaquia y los taurinos.

Sigue la barbarie del activismo anti-taurino.

Desde que se inició la temporada taurina en la Comunidad Valenciana varios son los ataques recibidos por parte de este sector violento e irrespetuoso.

Tras el intento de boicotear la entrada a la plaza de toros de Valencia en el trascurso de la feria de fallas, las pintadas a la estatua de bronce del banderillero valenciano Manolo Montoliu y el salto al ruedo de a la plaza de toros de Castellón durante el transcurso de la novillada de ayer jueves 23 de marzo, anoche tuvo lugar el incendio de varias dependencias de la plaza de toros de Moncada (Valencia).

Los sucesos ocurrieron sobre las 02:45 horas de la madrugada del presente viernes 24 de marzo del 2017.

Cuando los vecinos se alertaron del incendio que afectaba a varias dependencias de la plaza de toros de Moncada.

En el trascurso del presente día, tanto “Barreras El Toril” (empresa propietaria de la plaza), como la Peña taurina San Miguel (Asociación organizadora) han interpuesto las correspondientes denuncias en las dependencias del cuerpo de la Guardia Civil de la citada población.

Las declaraciones de Salvador Delhom (Gerente de la empresa Barreras El Toril) muestran el estado de malestar existente hacia estos actos vandálicos.

“No hay derecho a esto”, “es un espectáculo regularizado y amparado por la ley”, “sólo exigimos nuestros derechos”, “Ya es hora de que la ley actúe”.

Por su parte, la federación de peñas Taurinas de Bous al carrer de la Comunidad Valenciana en conjunto con la Fundación del Toro de Lidia también han iniciado los pertinentes trámites contra los causantes de este acto.

Mientras tanto, La Peña taurina San Miguel de Moncada no suspenderá los actos programados para hoy a las 23:30 horas.

-Vacas, Toro y Toro embolado de la ganadería de Dani Machancoses.

Ahora, tan sólo cabe esperar que estos violentos sean identificados, detenidos y llevados ante la ley para que recaiga sobre ellos la condena correspondiente.