Con un lleno de «No hay billetes» se inauguró la temporada del 125 aniversario de Campo Pequeno en Lisboa.

Juan José Padilla armó la tremolina en Campo Pequeño, dio 5 vueltas al ruedo y abrió la puerta grande de Campo Pequeno una vez más y van tres.
A su primero un toro noble que respondía a los toques le hizo de todo… Lo recibió de capote por largas afaroladas de rodillas y el público ya era un clamor. En banderillas otra vez el respetable se puso loco con el pirata.

Con la muleta al noble y terciado toro le formó la marimorena, de rodillas inició una faena muy variada, con el público aclamando su ídolo a cada pase de la franela.

Desplantes, y más desplantes… una gran serie en redondo fue lo mejor de la faena, pero cuando se tiene al que paga entradas en el bolsillo…Amigo mio!

El quinto un toro que cazaba moscas, el de Jerez lo metió en la muleta, robando al toro dos series por naturales de buen concepto torero. Cuando el de Crujo se comenzó a defender arreó el panadero e hizo pan donde nadie lo vía… Tres vueltas con la gente gritando y jaleando su nuevo dios.

Andrés Roca Rey que reparecía tras su percance de Andújar no tuvo suerte con su lote. Su primero rebrincado y sin fuerza remataba los pases por arriba. El peruano siempre muy dispuesto, plantó faena como pudo.

El sexto que salió rajado de chiqueros, no fue el oponente ideal para su torero. Anduvo voluntarioso pero no pudo ser el ciclón que ha sido en otras ocasiones en España, Francia y latino América.

A caballo João Moura parecía un niño cuando fue recibir su primero toro a puerta gayola, pero el de Vinhas no se puso fácil, pero el genio apareció y resolvió con torería la dificil papeleta, se dobló y clavo con arte la banderilla de salida. En su segunda banderilla el caballo resbaló y fue cogido de mala manera pero sin consecuencias para caballo y cavaleiro. En banderillas curtas estuvo en torero arrancando las ovaciones de los aficionado.

El cuarto un Vinhas que cortaba cuando acometía, el jinete de Monforte anduvo solvente clavando con oficio las banderillas de turno.

En las pegas los Forcados de Vila Franca estuvieron correctos pegando sus toros a la segunda tentativa, fueron caras el cabo Ricardo Castelo y Rui Godinho.

Plaza de toros de Lisboa, lleno de No hay billetes. Toros para caballo de Vinhas el primero bueno, el cuarto difícil. Para a lidia a pie de Varela Crujo bueno y noble el segundo, tercero sin fuerza, quinto encastado y sexto manso y sin raza. João Moura vuelta y palmas. Juan Jose Padilla dos vueltas y tres vueltas a la arena, abrió la puerta grande. Roca Rey vuelta y vuelta.

Al segundo toro de le dio la vuelta al ruedo algo exagerada.

Fotos: Campo Pequeno