El alto nivel de los Recortadores y la nobleza de los astados marcaron un excelente concurso que se llevó el cacereño Cesar Bertol

Fotografías/ Diego Alcalde

Sábado 8 de abril de 2017

“I Concurso Goyesco de Recortadores Ciudad de Plasencia”

Entrada: Media plaza

4 novillos de la ganadería de Carmen Valiente (Fase de grupos). Bien presentados, nobles y con movilidad y 1 Toro de la Yerbabuena con trapío y bravura.

Grupo I

Novillo; “Cabo” nº36, G4 de Carmen Valiente

Yasín Galas, Eusebio Sacristán, Javier Castaño y Daniel Bertol.

Grupo II

Novillo; “cadete” nº35, G4 de Carmen Valiente

Ande García, Cesar Bertol, Guillermo Martín y José Manuel González “Poca”

Grupo III

Novillo; “Traumatólogo” nº8, G4 Carmen Valiente

Cristian Moras, Javier Pradanas, Juan Nieto y Dany Alonso

Grupo IV

Novillo; “Zapatero”, nº7, G4 Carmen Valiente

Emilio Torres, Manuel González, Cristian Moya y Víctor Senso

Final

Toro; “Manorota” nº2, G3 “Yerbabuena”

Daniel Bertol, Cesar Bertol, Javier Pradanas, Dany Alonso y Víctor Senso

Campeón; Cesar Bertol Coria (Cáceres)

Emilio Torres tras ser seleccionado como finalista cedió su pase al cacereño Víctor Senso.

Organizaba la empresa Ceber Tauro el “I Concurso Goyesco de Recortes Ciudad de Plasencia” con gran aceptación por parte del público y una extraordinaria organización.

Cuatro grupos compuestos, cuatro novillos de Carmen Valiente, 16 Recortadores y un toro de “Yerbabuena” para la final.

Volvía a los ruedos el recortador vallisoletano Jonathan Castaño tras el percance sufrido en las fallas valencianas. Sus recortes y la espectacularidad de Daniel Bertol marcaron el ritmo del primer grupo.

Los quiebros de rodillas y un excepcional salto del Ángel marcando los tiempos de Cesar Bertol decantaron la balanza del grupo a favor del cacereño.

Sólo la torería y el conocimiento de terrenos de Dany Alonso eclipsaron un excelente quiebro que levanto a los espectadores de los asientos del vallisoletano Cristian Moras.

Si algo destaco en el reñido cuarto grupo fue la torería del cacereño Emilio Torres que a pesar de estar clasificado inexplicablemente cedió su puesto en la final a Víctor Senso.

Dio juego y dejó estar el toro de “Yerbabuena” en una final que rápidamente se decantó en un cara a cara entre Dany Alonso y Cesar Bertol.

La torería y conocimiento de los terrenos del Zamorano eran contestados con dos escalofriantes quiebros de rodillas y otro en pie del cacereño Cesar Bertol que hicieron brincar y emocionarse a los presentes.

Así pues, se impuso la emoción en una final que nos dejó un excelente sabor de boca.

Un extraordinario concurso que nos ofreció muchísimos detalles y grandes cosas que destacar, entre ellas la anécdota en el enfrentamiento final entre los dos hermanos Daniel Y Cesar Bertol, el excelente juego de los astados y la enorme profesionalidad adquirida por todos y cada uno de los Recortadores.