Dos grandes diestros visitaron éste mes la escuela de Tauromaquia de la Comunidad de Madrid , «José Cubero Yiyo», que dirige el matador retirado Curro Vázquez y donde sus  funciones incluyen la colaboración en la mejora y promoción de la tauromaquia, facilitando el nacimiento de nuevos valores para engrandecer la fiesta, la enseñanza de los conocimientos teóricos y prácticos para aprender las diversas suertes de la tauromaquia que ayuden a formar a los toreros, asignaturas teóricas para conocer la historia del toreo, análisis de los encastes ,morfología, comportamiento del toro , pudiendo también acudir a la biblioteca de la Plaza de Las Ventas. También practicando el toreo de salón y pudiendo realizar tentaderos para que los alumnos puedan tener contacto con las reses de manera práctica .

Dos grandes maestros vistiraron a los alumnos de la Escuela , Morante de la Puebla y el murciano Paco Ureña. Los dos vinieron a hablar con los alumnos , cada uno contó sus experiencias sobre la tauromaquia en general. Morante de la Puebla , de la naturalidad, del manejo de los trastos, del día a día, de su trayectoria personal, de lo que le gusta y de lo que no le gusta,  de la preparación física y mental.  Los alumnos le preguntaron cómo lo afronta él ? El diestro les contestó que hay que buscar en el interior para tratar de ser diferentes, ya que el toreo es naturalidad, sin fingir ni forzar . Les invitó a conocer todas las suertes , hasta la de saber banderillear, aunque luego no la efectuaran. Además citó al profesor el diestro Miguel Rodríguez como un gran ejemplo de ello. El diestro Paco Ureña también les visitó en el mes de marzo y les dejó claro que el esfuerzo y la lucha tienen siempre su recompensa, como lo ha vivido él en sus propias carnes. El murciano les habló de  su experiencia personal y del largo camino de lucha sobre todo creyendo en sí mismo, para poder soportar la espera, aunque no se abran los despachos.

Esta escuela taurina ya es una hermosa realidad , que cuenta hoy con casi cincuenta alumnos matriculados, que entrenan todos los días y que  luchan por cumplir su sueño de llegar a ser figuras del toreo.