El matador de toros alicantino Francisco Palazón se probó en el campo, en la ganadería de Albarrán , después de estar algunos meses apartado de los toros , por  su lucha contra un cáncer, y aunque aún le quedan dos sesiones de quimioterapia, sigue con la ilusión de poder terminar su tratamiento y poder asistir a su feria de Alicante ya sea de aficionado.