Karla Santoyo tomó la alternativa sin ningún aval,  entre la Asociación Nacional de Matadores de Toros (ANMT) ni tampoco la de la Unión Mexicana de Toreros (UMT) porque ambas agrupaciones coincidieron en que para tomar un doctorado, se debe cumplir con los requisitos mínimos. Aún con la negativa de las dos asociaciones, la novillera tomó la alternativa de manos de su padrino Pedro Gutiérrez «Capea» y del rejoneador Rodrigo Santos en su campaña de despedida que le sirvió como testigo, donde se lidiaron ejemplares de diferentes ganaderías que resultaron flojos y ante muy poco público.

Rodrigo Santos: ovaciones

Pedro Gutiérrez «Capea»: oreja y oreja

Karla Santoyo: ovación y oreja tras tres pinchazos