La Policía Nacional a través de su Unidad de Investigación de Delitos Tecnológicos, ya tiene identificados con nombres, apellidos, direcciones de todas las personas que se escondieron tras las cuentas denunciadas y que tras la muerte del matador de toros Víctor Barrio insultaron desde cuentas bajo seudónimo, que están denunciadas para su investigación.

Una vez realizada ésta identificación, La policía dio traslado al correspondiente juzgado de instrucción , donde la Fundación Toro de Lidia se personó y lo tramitó como estrategia procesal.  Por lo que ésta acción demuestra que el anonimato en las Redes no impide una denuncia, ya que se puede pasar a la acción judicial contra todos estos mensajes injuriosos, calumiosos de cualquier otra naturaleza.

La FTL presentó ante la Policía Nacional una nueva denuncia con mensajes difundidos en las redes para su identificacion y posterior denuncia.

De ahora en adelante no se va a tolerar el acoso en las Redes contra el mundo de la tauormaquia.