La Corte Constitucional en Colombia ordenó a la Alcaldía de Bogotá, representada por el antitaurino alcalde Enrique Peñalosa, que tendría que hacer «La Consulta Popular» para definir los festejos taurinos en Colombia.

Según el edil, está prevista para el día 13 de agosto y para que sea válida, tendrán que superar la suma de 1.880.000 votantes y contestar Si, No o voto en blanco. Se calcula que la consulta pueda costar unos 35 mil millones de pesos que en euros más o menos sería un millon novecientos mil euros, que tendrían que ser desembolsados por el Ministerio de Hacienda.

Cabe destacar que la alcaldía de Enrique Peñalosa no está a favor de los festejos taurinos. Por eso, apoyó un proyecto de ley amparado por el senador Carlos Fernando Galán ante el Congreso de la República que tenía como objetivo acabar con las corridas de toros. Sin embargo, un fallo de la Corte Constitucional permitió que se realizara la feria de este año en La Santamaría.
Por su parte, la secretaria jurídica Dalila Hernández manifestó que si la decisión de la ciudadanía es que continúen las corridas de toros, la misma Corte Constitucional advierte que la Administración Distrital «está obligada a desestimular el maltrato animal».

La Corte Constitucional dejó el tema en manos de la Ley Nacional, claramente mecanismo político, por el cual los habitantes podrán expresar su sentir acerca del tema taurino e influenciar las decisiones que se tomen en el Legislativo, en ejercicio de su derecho fundamental a la participación política.