La Plaza de Toros de Badajoz se encuentra en obras con el objetivo de hacerla más accesible en la próxima feria taurina de San Juan 2017, fecha en la que se cumple el 50 aniversario de su inauguración.

La reforma llevada a cabo por la empresa Coso de Badajoz perteneciente a la Fusión internacional por la Tauromaquia, consiste en el derribo de la losa de las escaleras para colar en su lugar la estructura del mecanismo de elevación.

Además, se habilitará una parte de las gradas para colocar un elevador, así como la instalación de aseos accesibles con un dispositivo de llamada de asistencia para socorrer a personas que pudieran caer de forma accidental en el interior de los aseos. También se adaptará un tramo de barra de los bares y se colocará una taquilla accesible.

“El objetivo es evitar cualquier tipo de obstáculos, y permitir como en otras plazas de nuestro grupo empresarial, que personas con alguna discapacidad física puedan también disfrutar de los festejos taurinos sin ningún tipo de impedimento, cumpliendo además de esta forma con la normativa vigente.”, ha declarado el empresario José Cutiño.