En la Plaza de Villamayor de Santiago (Cuenca) y con dos tercios de entrada, se lidiaron las reses de la ganadería de Torrehandilla (1)(3)(5) y Torreherberos (2)(4)(6) bien presentados y de buen juego (1)(3)(5).

  • Daniel Luque : dos orejas y ovación
  • Emilio Huertas: oreja y oreja
  • Joaquín Galdós: oreja y oreja

Incidencias: La terna por la puerta grande. El molesto viento no permitió mayor lucimiento.

El primero que tenía clase y calidad fue recibido por Luque que se lució a la verónica. Su labor de muleta la instrumentó por ambos pitones con torería y gusto. Ligó con la zurda naturales hondos y terminando con luquesinas. Tras gran estocada paseó las dos orejas.  Con el noble cuarto pero falto de casta , que se vino a menos pronto, Luque estuvo voluntarioso, aunque el toro no le dio ninguna opción de triunfo, lo pasaportó con media estocada y fue ovacionado.

Emilio Huertas recibió al segundo que tenía buena condición pero falta de fijeza. Brilló su quite por tafalleras y chicuelinas. Comenzó su faena de muleta con pases cambiados por la espalda en todo el centro del anillo. Su labor fue firme y expuso metiéndose en los terrenos comprometidos para ejecutar circulares. Tras gran estocada paseó la oreja. Al quinto que le faltó raza ,  lo recibió variado con el capote, el toro se paró  y Emilio tiró de él consiguiendo algunos muletazos largos. Terminó su labor con circulares y tras gran estocada, paseó otra oreja.

El tercero fue para el peruano Joaquín Galdós que se lució con el capote. Quitó con chicuelinas. Con la muleta templó , ligó a un toro que no se entregó ni humilló. Joaquín estuvo por encima del astado y tras estocada trasera , paseó una oreja. Con el último sexto, se impuso el valor y las ganas del peruano , y sacó muletazos de buen trazo. Tras la estocada, paseó la oreja.