Hoy era el día D y la hora H en Madrid para Diego y Leonardo. Dos conceptos diferentes, pero ambos, en el candelero del toreo a caballo. Dos eran dos, y los dos llegaban en buen momento. ¿Quién da más? Duelo de titanes en Las Ventas para una tarde de ensueño y para el recuerdo.

Abrió el festejo Diego con Lambrusco, para parar al primero de la tarde de Carmen Lorenzo. A partir de ahí, empezó el lío y el delirio con Madrid con Sueño y con Nazarí, llevando al toro cosido al caballo, y cabalgando a dos pistas. Clavando banderillas, Diego expuso tanto por dentro como en los medios, ante el buen toro de Carmen Lorenzo. Mató de un rejonazo certero en todo lo alto, para cortar la primera oreja de la tarde.

Ventura decidió parar al segundo de su lote con Añejo, un caballo luxitano con mucha templanza. Con Roneo cabalgando a dos pistas y cambiándole el viaje, lo intentó, pero la falta de transmisión del toro, hizo que no tuviese el calado suficiente en el tendido. Banderilla al quiebro con Fino aguantando al toro, fue el punto de inflexión, y donde levantó Ventura la faena. ¡Expectacular Fino! Las cortas y en corto las puso con Dólar, y le quito el cabezal para poner un par en todo lo alto. ¡Muchísimo mérito y nunca visto en Madrid! Mató con Remate y cortó las dos orejas del burel.

Ventura, en el quinto y tercero de su lote, decidió seguir apostando. Paró al toro con Guadalquivir, para continuar con Sueño, donde con mucha templanza, lo tuvo que poner el todo en banderillas. Con Nazarí, de nuevo, tuvo que meterse en los terrenos del toro para continuar con pares de banderillas de mucho mérito y exposición. Con Ritz, clavaría en corto y en parado los dos últimos pares. Pinchó con Bombón y luego dejó un rejonazo de muerte trasero, y al tener que hacer uso del descabello, cerró su actuación sin trofeos.

Leonardo Hernández, recibió al primero de su lote con Estoque. El toro salió con muchos pies de salida, y con buen tranco. Con Sol, puso las primeras banderillas, donde se dejó llegar mucho al toro, y enseguida conectó con el respetable. Clavando de frente y de cerca con Despacio, Leonardo puso de nuevo al público en pie, tras dos pares de mucha exposición. Mató con Xarope y cortó su primera oreja.

Hernández, paró al segundo de su lote con Picasso, con el que puso dos rejones de castigo. Con Verdi en banderillas, y con el toro más templado, se dejo ver de largo, dando distancia para clavar en todo lo alto y de frente. Continuó con Cantor, caballo especialista en piruetas, y qué enardeció al público. Una pena que el toro no tuviera un poco más de transmisión. Con Xarope puso las cortas al violín y mató al cuarto de la tarde. Al tener que descabellar, perdió la que pudo ser su segunda oreja.

Leonardo cerraba la tarde, y recibió al último toro con Estoque. Con Calimocho, puso banderillas con mucha templanza, pero al toro le faltaba un tranco mas. Banderillas a dos manos con Despacio, donde sí arrancó los aplausos del respetable y calentó al tendido. Hernández, poco a poco, confeccionó una faena de mucho mérito y mató de un rejonazo certero con Xarope, y aún usando el descabello, cortó otra oreja.

FICHA DEL FESTEJO:

Toros de los tres hierros de El Capea, Carmen Lorenzo, San Mateo y San Pelayo, de buen juego en líneas generales, destacando el segundo y tercero con mucha transmisión.

Diego Ventura. Oreja, dos orejas y fuerte ovación.

Leonardo Hernández. Oreja, ovación y oreja