La actitud de los tres espadas de la tarde de hoy en Las Ventas no sirvieron para triunfar debido a la condición de la corrida de toros de José Luis Pereda, que regresaba a San Isidro tras varios años de ausencia, que presentó seis astados, varios de ellos protestados por el público de salida por su trapío, y que aunque apuntaron cosas no terminó de rematar ninguno con la muleta quedándose en detalles.

Fue una tarde de recuerdos, ya que al romper el paseíllo se guardó un minuto de silencio en memoria del matador de toros fallecido el pasado mes de julio en Teruel, Víctor Barrio, en el día en el que debería haber cumplido 30 años. Además, también se vivió un momento muy emotivo en el tercer toro de la tarde, ya que Gonzalo Caballero le brindó la lidia y muerte del animal a su padre que falleció hace pocas semanas.

Salió abanto el primero de la tarde, un castaño cinqueño, al que Morenito de Aranda buscó para mecerse a la verónica sin poder lograr el lucimiento. En el caballo el toro cumplió en la primera puya quedándose dormido en el segundo. El toro nunca se empleó, no humilló y tuvo una embestida muy sosa. Morenito de Aranda estuvo correcto e intentó poner estética a los muletazos ante la nula transmisión del de Pereda. Hizo una faena medida y entró a matar pinchando en primera instancia y dejando una estocada corta arriba. Silencio para Morenito de Aranda y pitos para el toro en el arrastre.

Sin emplearse salió el segundo de la tarde, un toro que fue protestado por su presentación por el público de las Ventas. Fandiño no pudo lucirse con el capote. El toro perdió las manos en repetidas veces. Escaso castigo en varas. Se cambió el tercio a pesar de las protestas del público por la presentación y la justeza de fuerza. Eficaz tercio de banderillas en el que se escurrió el toro al salir del último par acrecentando las protestas del respetable. Comenzó la faena con un pase cambiado por la espalda con emoción que captó la atención de los tendidos por la violencia de las primeras embestidas. Embistió rebrincado y sin recorrido. Dio una tanda buena por el pitón izquierdo con emoción, el toro humilló más. Dejó otra tanda de naturales de mano baja, el burel protestó al final de la misma, rematada con un pase de pecho templado. Volvió a la derecha quedándose firme ante el corto recorrido del toro. La última tanda fue por la izquierda parándose demasiado y acabándose la faena sin alcanzar cotas altas. Cerró la faena con unas bernardinas muy ajustadas. Dejó una estocada trasera y tendida y un golpe de descabello certero. Palmas para Fandiño y pitos para el toro.

Colocó bien la cara pero sin celo de salida el tercer toro de la tarde de hechuras hermosas. Gonzalo Caballero lanceó al toro por verónicas sin mucho lucimiento. Se durmió el toro en el caballo. El toro salió sin celo del peto tal y como se demostró en el quite artístico por verónicas de Morenito de Aranda con escaso eco en los tendidos. Tercio de banderillas muy desigual y deslucido. Caballero comenzó brindando al cielo en memoria de su padre, fallecido hace unas semanas. Inicio la faena toreándolo en redondo sin mucha transmisión. El toro protestaba al final del muletazo queriéndose rajar, Caballero firme y buscando siempre la colocación. La faena fue a menos por las condiciones del toro y los sucesivos enganchones y los excesivos parones para buscar el pitón contrario. Dejó una estocada casi entera arriba sin puntilla. Ovación para Gonzalo Caballero y silencio para el toro.

Morenito de Aranda se fue a porta gayola en el cuarto de la tarde aunque no pudo ejecutarla ya que el toro salió hacia las tablas tras un largo parón delante del torero. Se puso de pie y fue a buscarlo el burgalés dejando un recibo con emoción con varias verónicas y embestidas fuertes del toro. Cumplió en varas el animal recibiendo un justo castigo. El toro perdió las manos en banderillas y fue protestado por el público. Brindó al cielo Morenito de Aranda. Comenzó la faena dándole distancias al toro que por la inercia se tragó la primera tanda. Intentó el burgalés templar la embestida y ligar pases para llegar al público consiguiendo muletazos sueltos por ambos pitones. La tanda más conseguida fue la antepenúltima tuvo ligazón, temple y sometimiento por el pitón derecho respondiendo el toro con acometividad y humillación. Luego el animal protestó más y se paró. Con la espada dejó un pinchazo hondo agarrado y un descabello para acabar con la vida del cuarto de José Luis Pereda. Ovación para Morenito de Aranda y silencio para el toro.

También se marcho a la puerta de chiqueros Iván Fandiño pudiendo completar, esta vez sí, el lance tan comprometido y que salió limpio. Fue protestado por su presentación el quinto de la tarde y acusaba una justeza de fuerza, por ello se le dio un escaso castigo en varas que hicieron aumentar las protestas. El toro comenzó la faena protestando, soltando mucho la cara y sin fijeza, siendo muy difícil para el de Orduña. Esa condición fue empeorando durante todo el último tercio obligando a Fandiño a desplegar toda su capacidad técnica para evitar los enganchones. Alargó la faena en exceso ante la desconexión y los pitos del público. Con la espada dejó una estocada caída con habilidad muy efectiva. Silencio para Fandiño y pitos para el toro.

No pudo estirarse Gonzalo Caballero con el capote con el último de la tarde que salió sin emplearse en las telas y huyendo de los capotes  yéndose al caballo que guardaba la puerta  llevándose el primer picotazo. Después el toro fue al caballo que le correspondía a regañadientes tomando dos puyazos sin celo a favor de querencia. Efectivo y eficaz tercio de banderillas destacando Miguel Martín. Dispuesto Gonzalo Caballero comenzó su faena en los medios con más voluntad que lucimiento toreando en redondo. Al toro le faltó fijeza y clase pero transmitía a una media distancia pasando por la inercia de la jurisdicción del torero. Caballero estuvo firme dejándosela en la cara para ligar, unas veces más limpios los muletazos y otros más enganchados. El público agradeció la actitud y el esfuerzo del madrileño ovacionándole al irse a por la espada. Cerró la faena con unas emocionantes y ceñidísimas manoletinas. De nuevo le funcionó la espada dejando una gran estocada arriba que no fue suficiente para que cayera el toro teniendo que emplear el descabello. Vuelta al ruedo tras leve petición para Gonzalo Caballero y silencio para el toro.

Ficha técnica

Plaza de Toros de las Ventas.

Decimonovena de abono. 16.294 espectadores.

Toros de José Luis Pereda. 1º sin clase y falto de transmisión. 2º encastado de menos a más sin llegar a romper. 3º toro noble sin transmisión. 4º justo de fuerzas pero encastado. 5º muy deslucido con una evidente falta de casta. 6º toro que se quedó corto y protestó, le faltó casta.

Morenito de Aranda (nazareno y oro). Silencio y silencio.

Iván Fandiño (azul pavo y oro). Ovación y silencio.

Gonzalo Caballero (gris perla y oro). Ovación y vuelta al ruedo.

Fotos de Joaquín Arjona.