El empresario Carlos Zúñiga se desvincula totalmente de su hijo y nos confirma que de manera desleal, incomprensible, (ya que nunca se lo esperaba) le han sacado de la empresa. Todo empezó cuando su hijo Carlos quería que no apoderara a Clemente y desde ese momento comenzaron sus guerras y sus no estoy de acuerdo.

Carlos Zúñiga padre , le regaló a cada uno las acciones que ahora usan para desbancarlo. Dos de sus hijos se han unido y ahora ellos  tienen la mayor parte de acciones y le han invitado a que se vaya por jubilación.

«Han sido muchos años trabajando , yo no le debo nada a nadie, no tengo deudas con nadie, he sacado mi empresa adelante y el que ahora me esté pasando ésto. Pues no me lo creo».  Seguiré luchando por lo mío, por mi nombre, porque no puedo echar al traste tantos años de trabajo. Lo mío me lo he ganado.  Me ha llamado muchísima gente y me están apoyando. Cosa que agradezco a todos.  No me puedo venir abajo en estos momentos, aunque estoy muy mal. Trataré de montar otra empresa porque aún me siento bien , pero no puedo negar que me siento fatal.»