Este año la Galería Chouleur recibirá durante la Feria de Nîmes a cinco artistas, uno de ellos siendo el gran artista plástico malagueño Andrés Mérida. Estará acompañado por el pintor Román, una escultora Béatrice Fernando, y dos fotógrafos Laurent Bonne y Julie Bérard.

Andrés Mérida.
En su obra combina expresionismo y surrealismo para crear un mundo muy personal y colorado. El dibujo, la pintura y últimamente la obra digital intervenida con técnicas mixtas son algunas de la formas de expresión que utiliza para crear sus obras. Ha realizado más de un centenar de exposición individuales o colectivas por Europa, Asia y América.

Román.
Cuando se presenta Román, dice que la tauromaquia siendo su tema favorito, prefiere pintar los toreros que el lado animal escondido en sus obras. Román pinta siluetas filiformes de diestros vestidos de capote de paseo, más arqueados que un pitón de un toro. Sus obras contrastan entre la sobriedad de las líneas, los colores y la materia, entre luz y oscuridad.

Béatrice Fernando.
Béatrice Fernando estudió Historia del Arte antes de dedicarse a la escultura. Su obra alcanza a la creación de una nueva materia dando a sus obras una identidad particular. De esta misteriosa mezcla compuesto de cerámica y porcelánico, nacen esculturas de toreros con cuerpos filiformes de aspecto bruto y caras expresivas ; Le husta también escultar caballos y toros.

Laurent Bonne.
Fotógrafo de flamenco, conciertos y bandas ; Laurent Bonnedescubrió las bandas hace cuatro años y les siguió por los cuatro rincones de Francia durante festovales, ferias, noches y battles. Laurent descubrió gente cariñosa, acogedora, juguetona, loca y bella. Su práctica fotográfica es introspectiva y intimista. En cada una de sus obras, se destaca la personalidad y el alma de cada uno de los músicos.

Julie Bérard.
Es fotógrafa como aficionada y no profesional. El virus del toreo la contaminó desde que era niña. El toreo ritma su vida y el campo es la fuente de su energía. Inmortaliza instantes taurinos y escenas de vida. No le gusta la fotoreportaje sino intenta a través de cada una de sus imágenes suscitar las emociones y la imaginación de los que las miran. Se cutiosea en las profundidades del toreo, lejos de las grandes plazas llenas, cerca de las verdades del campo y de los entrenamientos.