El torero gaditano Alejándro Morilla, recibió el alta hospitalaria en la mañana del miércoles tras haber recibido una cornada de 7 centímetros en la zona perineal, cuando toreaba al segundo de nombre Antagonista, en la Plaza del Puerto de Santa María.

El torero seguirá la recuperación en su domicilio y pronto empezará sus entrenamientos  para poder cumplir sus próximos compromisos profesionales.