Con gran expectación y un lleno de no hay billetes se celebró  el sábado 3 de junio la IX edición del “Toro de la Feria” en Medina del Campo.

Informa; A.T.C «San Antolín»

Trabajo fotográfico de Diego Alcalde

 La Asociación Taurino Cultural «San Antolín», exhibió por  las calles Medinenses, tres excelentes toros muy rematados de las acreditadas ganaderías de Don Arcadio Albarran, La Quinta y Torrehandilla-Torreherberos.

En primer lugar salió a las calles Medinenses “Elefantino”, un bonito toro cinqueño, negro mulato, de la ganadería extremeña de don Arcadio Albarrán, un astado que realizó una fortísima salida, que le llevo a resbalar en varias ocasiones en el asfalto Medinense, hecho que condicionó la posterior lidia del astado, quien a partir de ese momento midió mucho sus embestidas y realizó una carrera bonita hasta el coso del arrabal. Posteriormente en la capea, el toro acuso el posible daño sufrido, en los resbalones de la salida del cajón, hecho que se agravó al ser toreado de muleta, decidiendo encerrarlo en los chiqueros.

El segundo en saltar a las calles Medinenses fue “Oliverito”, un toro precioso, cárdeno oscuro y coletero, de la prestigiosa ganadería de “La Quinta”, quien también realizó una buena salida, para posteriormente iniciar una veloz carrera que lo conduciría hasta el coso del arrabal, instantes antes de hacer su entrada en el coso del arrabal el toro se dio la vuelta e inicio su recorrido en dirección contraria, haciendo las delicias de los espectadores que abarrotaban los atalancados medinenses. En la posterior capea, el toro mostró su procedencia (Santa Coloma, línea Buendía).

Y para finalizar la intensa tarde taurina, se dio suelta al que sería IX “Toro de la Feria”, de nombre Nilotico, un espectacular toro cinqueño, Negro Mulato, de la ganadería de“Torrehandilla-Torreherberos”. Bonita salida la del astado, girándose nada más de salir hacia el lado izquierdo y derrotando en el vallado, para posteriormente dirigirse hacia los dos socios que le esperaban para recibirlo, toro bajo, de preciosas hechuras que derrochó nobleza en todas sus embestidas.

El toro realizó una subida preciosa, parándose en varios puntos del recorrido donde entro con codicia y nobleza a los múltiples cortes y quiebros que recibió.

Tras 10 intensos minutos en las calles Medinenses, el toro hizo su entrada en un abarrotado coso del arrabal, donde decenas de cortadores les esperaban.

En la posterior capea el toro siguió mostrando las grandes cualidades exhibidas en las calles, donde derrocho, bravura y nobleza en grandes cantidades, saliendo con fuerza a los quiebros y cortes que le realizaron y entrando con mucha clase a la capa de los numerosos maletillas que se dieron cita.

En definitiva, una tarde muy entretenida la vivida en Medina del Campo, donde el tiempo acompaño y con unas calles y una plaza de toros totalmente abarrotadas de público deseoso de ver uno de los carteles más importantes que año tras año se programan en Castilla.

Nuestra más sincera enhorabuena a la Asociación Taurino Cultural San Antolín, una vez más, por el trabajo realizado.