El novillero sin caballos Sergio Díaz ha comunicado que ha terminado su relación profesional con las personas que hasta ahora eran sus apoderados, Valentín Mingo y Gonzalo Hernando, que comenzó a principios del presente año.

La decisión de la ruptura ha sido del propio Sergio Díaz tras entender que su incipiente carrera necesitaba dar un giro. A pesar del fin de la relación contractual, el trato personal no se ha visto deteriorado.

A partir de ahora Sergio Díaz está libre a la espera de que haya alguna persona que quiera llevar su carrera profesional.

Las últimas actuaciones de este novillero madrileño han sido en plazas como el Corral de Almaguer, en Toledo, o Brazatortas, en Ciudad Real quedando triunfador de los dos festejos.