Tras el comunicado de fin de apoderamiento lanzado en la mañana de hoy jueves 8 de junio de 2017, por parte del matador de toros Alberto López Simón, nuestra redacción se a puesto en contacto con el que hasta ese momento y desde el verano del 2015, llevaba las riendas de la carrera del espada madrileño. Julián Guerra, apoderado y empresario taurino salmantino, a realizado las siguientes declaraciones para nuestro medio;

“Alberto es una excelente persona y un grandioso torero, le deseo lo mejor, tanto a nivel personal como profesional, junto a el he pasado los momentos más felices de mi vida y desde este medio se lo agradezco. El motivo de la ruptura como bien dice es unilateral, tras lo cual debe ser el quien lo explique, posiblemente no se sintiese agusto con mi compañía. Deseo que mantenga por muchos años y hasta el final de su carrera el grandísimo nivel de Torero que tiene”.