Al torero de Salteras, Manuel Jesús El Cid, siempre lo esperamos por Madrid, y ayer compareció, dejando buena nota en el cuarto de la tarde, pero sin terminar de firmar con la espada. Con todas y con esas, D Trinidad en el palco, estaba exigente y la posibilidad de trofeo entrando la espada, era difícil.

– Manuel, tenías una única tarde, y dos toros en los chiqueros ¿Cómo te sientes con tu paso por Madrid?

Contento, vi de nuevo y sentí el rugir de Madrid conmigo, único e incomparable. El primero no me dio opción, pero con el segundo me pude expresar y sentir de nuevo esas sensaciones únicas que sólo se sienten en Las Ventas.

– Apoderado nuevo. Cuéntame…

Después de mucho tiempo, me hacía falta un cambio de aires y ser independiente. Para éste año, tenemos estructurada una temporada muy ilusionante. Me siento en buen momento, y me apetece estar en muchas ferias.

– ¿Barajas matar en alguna otra ocasión, una corrida de Victorino Martín en solitario? Fue la ganadería que te puso en la cresta de la ola, y con la que te consagraste en figura del toreo.

Esa idea siempre está ahí. El toro de Victorino tiene una embestida diferente con mucha transmisión y emoción, y sobre todo, el bueno se caracteriza por su forma de humillar. Un triunfo con ésta ganadería, siempre tiene más repercusión.