Basado en el REAL DECRETO 60/2001, de 26 de enero, sobre prototipo racial de la raza bovina del toro de  lidia. Publicado en el BOE número 38 de 13 Febrero 2001

Encaste Núñez:

Nace de una mezcla de sangres de la mano de Carlos Nuñez Manso.

Son ejemplares elipométricos, brevilíneos y con pre dominio de perfiles rectos y algunos subcóncavos. En general se trata de reses terciadas, bajas de agujas, finas de piel. En la cabeza destacan las encornaduras finas desde la cepa y de bastante longitud, acapachadas con frecuencia, y con pitones destacados. A veces suelen insertarse en posiciones altas, presentando todo tipo de encornaduras en cuanto a su dirección, en que abundan los animales bizcos. El cuello es más bien largo, el morrillo está bien desarrollado. La línea dorso lumbar puede ser ensillada, y tienen la grupa redondeada, con nacimiento de la cola ligeramente levantado y las extremidades son cortas. Predominan las pintas negras, coloradas en toda su variedad, castañas y tostadas, dándose también cárdenas y ensabanadas. Ocasionalmente aparecen algunas sardas y salineras. Los accidentales más destacables que acompañan a dichos pelajes son el listón, el chorreado, el jirón, el salpicado, ojo de perdiz, bociblanco y lavado, siendo muy típicas las particularidades en forma de manchas blancas.

El mal llamado «encaste minoritario» y ayer en concreto con la ganadería de Alcurrucén, fue la clave para el triunfo del torero salmantino, Juan del Álamo.