Juan, lo primero es darte la enhorabuena, pues todos de alguna manera, estábamos empujando en el sexto toro (segundo de tú lote) para que entrase la espada y pudieses salir en volandas, pues ya tocaba. Por cierto, un toro nada fácil, y con más peligro y emoción que otra cosa.

– Hasta ahora, las orejas las habías cortado de una en una (por tarde) y hoy llegó el día de cortar una en cada toro, y así poder abrir la puerta grande de la plaza de toros de Las Ventas. ¿Cómo te sientes?

¡Me siento como nunca! Y con sensaciones únicas e indescriptibles… Y muy orgulloso y feliz por lo conseguido.

– ¿Cómo te planteas la temporada partiendo de la base de éste triunfo?

Según venga. Quiero disfrutar toreando y sentirme toreando tarde por tarde.

– Esto te vale en lo profesional. Cuéntame ahora la parte moral de todo esto.

La moral ahora mismo la tengo por las nubes, y me da una confianza tremenda para afrontar el resto de la temporada. ¡Un sueño cumplido.