Francisco Javier Joven Salas. Natural de La Almunia de Doña Godina (Zaragoza). Propietario y representante de la ganadería “Hnos Jóven Salas”, nos abrió las puertas de su ganadería y de su casa para contarnos como se encuentra su camada en la actualidad y cómo ve el futuro.

¿Cómo se inicia en el mundo de los toros? El inicio, nacimiento del hierro e historia de la ganadería, actualidad.

– Desde muy pequeños ya nos  gustaba y decidimos meternos en esta aventura. Formada por  José Antonio y Javier Jóven Salas en el año 2008, con el nombre de “Hnos Jóven Salas”. Tras la compra del hierro propio añadimos vacas de Casta Navarra y dos sementales vía D. Miguel Reta Azcona y D. Francisco Murillo Conde. En la actualidad la procedencia es “Casta Navarra”.

– ¿De dónde le viene la afición?

– Como le he dicho anteriormente. De muy pequeños Siempre esperábamos las fiestas para ir a las vacas del pueblo y a los pueblos de la comarca.

– La selección, tienta. ¿Como la realizan?

– La selección es muy rigurosa, la hacemos por reatas y tentamos a muleta y caballo. El número de reproductoras son 100 y como de ahí no queremos  pasar, la que pasa a integrar la cabaña tiene que ser buena de verdad. Además de hechuras, tiene que  tener fijeza, buen tranco, casta, recorrido y repetir. En definitiva lo que  buscamos es la bravura. Fundamental sin duda la suerte de varas, ya puede ser buena una  vaca que si no toma al menos tres puyazos de los de verdad, el resto no sirve. El torero de la casa es  Imanol Sánchez.

– ¿Cuántos días pasa en el campo?

– Los siete días de la semana. Siempre hay faena.

– ¿En qué pueblos suelen lidiar sus reses?

– Desde que empezamos nuestra aventura estamos en los mismos pueblos. Los más destacados son.  Morata de Jalón, Lumpiaque, Morés, Almonacid de la Sierra, La Almunia de Doña Godina, Fuendetodos, Mosqueruela, Linares de Mora, Miralbueno, Sabiñán, Mediana y algún otro que nos van llamando.

– ¿Qué tal el público?

– Ha cambiado mucho, antes se respetaba más a los animales.

– ¿Cómo es el día a día en su trabajo?

– Nosotros tenemos nuestro trabajo aparte de las vacas y cuando terminamos nuestra jornada vamos a la finca, allí siempre hay faena.

– ¿Ha afectado la crisis al mundo de los toros?

– Por supuesto que sí.

– Las reses de la ganadería. ¿Hay muchos toros y vacas  en la finca  “El Ruejo”?

– Ahora tenemos 100 madres y entre toros, capones y novillos unos  60. La ganadería estará sobre las 160 cabezas aproximadamente.

– ¿Qué es lo que más le gusta de su trabajo y lo que menos?

– Lo que más nos gusta es ver a los animales en el campo, él día a día, poder ver como se cría un animal, verlo crecer desde su nacimiento, destete, bautismo de fuego, comportamiento en la tienta y poder verlo trabajar….Satisfacción de ver la recompensa de un trabajo bien hecho, vivir.

Lo que menos me gusta. Es el día que embarcamos los animales para la lidia, la responsabilidad de elegir las reses con las que vas a lidiar a un pueblo, según el pueblo elegimos unas u otras, siempre pensando en hacerlo lo mejor posible para que la gente se quede contenta, pero esto es muy complicado los animales tienen días como las personas y no siempre responden igual. Hay que respetar al público y que se quede satisfecho.

– ¿Cómo ve el futuro de la fiesta?

– Muy complicado.

– Una última curiosidad. ¿Quién les pone el nombre a las reses?

Mis hijos, Izan y Aimar.

Luis Barbero.