Sebastián Castella ha roto su relación de apoderamiento con Manuel Martínez Erice. El torero agradece al que ha sido su apoderado desde el año 2015 todo el trabajo realizado a lo largo de las dos últimas temporadas y le transmite sus mejores deseos para su futuro profesional.

Esta comunicación se ha hecho pública esta misma tarde a través de la página web del propio diestro francés. A partir de ahora Sebastián Castella tendrá que decidir quién será la persona que guié los designios de su carrera.