Los tres toreros y sus cuadrillas salen andando por respeto a Iván Fandiño. Dos puertas grandes, de David Fandila ‘El Fandi’ y de Andrés Roca Rey, junto a una faena magistral del Catedrático Enrique Ponce.

Transcurría bien la tarde, la mejor de la feria en el terreno ganadero, con un toro de vuelta al ruedo (2°), y uno muy bueno (3°), hasta que cuando David Fandila de perfilaba para matar al quinto, llegaban las noticias​ desde Francia. Todo cambió en ese instante.

Ponce se topó con el peor lote, aunque consiguió cuajar una faena de sabiduría y maestría al cuarto, a pesar de rajarse pronto y no tener fijeza.

El Fandi lidió al mejor de la feria, Trinquete, que fue premiado con la vuelta al ruedo, y el quinto fue un peligroso y deslucido sobrero.

Roca Rey hizo la faena de la feria al tercero, cortando otra oreja en el sexto.

Abrió la tarde Mango, un castaño, armado en cornidelantero, y lo recibe por verónicas quedándose muy largo este primero. Empujó con fuerza en el caballo, pero se le veía muy justo de fuerzas, perdiendo las manos en alguna ocasión.
Por doblones muy suaves lo saca hacia el centro pero en cuanto le baja la muleta pierde las manos. Con derechazos a media altura le propina la segunda tanda en la que el toro protesta mucho y cabecea. Otra de derechazos lentos pero se para y mira demasiado al de Chiva. Lo intenta de todas las formas el diestro pero es muy deslucido y sin raza este primero de la tarde. Dos derechazos muy elegantes y lentos para finalizar la faena ya que no es posible sacarle más a este Mango. Estocada algo desprendida pero muy eficaz.

Con tres largas cambiadas, cuatro verónicas, dos chicuelinas y una media de rodillas David Fandila ‘El Fandi’ pone a Granada en pie al recibir a Trinquete, otro colorado bragado tan justo de fuerzas como su hermano. Un quite por lopecinas muy ajustadas y una serpentina hace enloquecer al público. Cómo es habitual en el granadino, pone tres pares de banderillas mientras suena la música de la Banda de Música Felipe Moreno, de Cullar Vega.
Brindó al respetable, y cita al toro de rodillas desde el mismo centro y le otorga cuatro derechazos, y un circular de categoría, rematando con un molinete y uno de pecho. De lejos llama de nuevo a este Trinquete, que humilla y va muy bien a los toques, transmitiendo mucho. Le aprieta mucho el toro a Fandi, que le exige mientras cabecea y se defiende mucho. Empieza a deslucirse la faena, quizás por falta de acople. Una nueva tanda de derechazos muy quietos y largos. Pisó a David en uno de los pases haciéndole do en el pie derecho. Manoletinas y un pase de la firma antes de matar con un estoconazo. Dos orejas para David Fandila ‘El Fandi’.
Muy noble, con fijeza, bravura y clase Trinquete, el mejor toro de lo que va de feria en Granada, el cuál podía haber merecido la vuelta al ruedo.

Con un ramillete de verónicas muy templadas saludó al tercero de la tarde. Muy serio este Sextante. No se picó en el caballo. Le hace el quite por tafalleras, saltilleras y caleserinas.
Desde el centro llama al toro y le pega un pase cambiado por la espalda muy ajustado, y le da otros dos pases cambiados. Otra tanda por el derecho, llevándolo muy ajustado de nuevo, protestando al final de cada pase. Con la muleta arrastrando le pega otra tanda de derechazos que levanta los oles de los presentes. Una nueva tanda de naturales, llevados muy largos, con la muleta muerta en la cara, exigiéndole mucho el de Perú, que termina con un afarolado y una trincherilla. Ya en el arrimón le da dos circulares invertidos y el toro acaba rajandose. Una rufina ajustadisima, y toda la plaza se pone en pie. Manoletinas mirando al tendido antes de matar con una estocada al encuentro algo desprendida. Tardó en caer, pero eso no enfrió al respetable, y Ana Belén Álvarez concede las dos orejas.
Menudo lío formó Andrés Roca Rey a Sextante, el tercero de

Tras la merienda recibió Enrique Ponce a Focho, el más feo de sus hermanos, que quedaba muy suelto, teniendo más recorrido, pero parándose en los encuentros con los banderilleros.
Brindó al público Ponce, y se raja el toro sin recibir un solo muletazo. Por doblones lo intenta el valenciano justo delante de chiqueros, que se va suelto y sin humillar. Poco a poco consigue fijarlo en la muleta y alejarlo de la querencia, dándole una tanda de derechazos donde protesta y cabecea. Con las zapatillas ancladas al albero le da otra tanda por el derecho, llevándolo con la cintura. Dos molinetes y más derechazos componiendo la postura, aguantando muy quieto y templado en la siguiente tanda. Consiguió lo que parecía imposible, que era fijarlo. Derechazos muy lentos, muy templados, muy ambiciosos, como si fuese su primer año de alternativa. Consigue darle una tanda por el izquierdo. Faena de maestría y sabiduría la de Ponce, ante un toro noble, pero flojo, sin fijeza en el inicio de la faena. Le cuesta colocar al toro para matarlo y termina metiéndole una estocada caída. Una oreja con fuerte petición para Enrique Ponce.

Bonito el quinto, Rompehielo, al que el Fandi recibe de rodillas con largas cambiadas y verónicas en tierra. Al salir del caballo dio una voltereta, y se descoordinó, siendo cambiado tras el pañuelo verde de la usía.

Sale Jíbaro, el quinto bis, de Salvador Domecq. Por verónicas lo sacó poco a poco hasta los tercios. Volvió a colocar los palos con tres pares, el último al violín.
Tras brindar a un amigo personal, se echa de rodillas junto a la puerta grande para comenzar la faena. Algo bruto por arriba el toro, pegando cabezazos fuertes. Se cerraba al arrancarse de lejos. En la siguiente tanda sigue saltando, embistiendo muy informal este quinto bis, siendo complicada su lidia. Faena de oficio la del granadino, dónde sigue cabeceando, pero David se echa a tierra y le hace dos desplantes. Acto seguido le desarma la muleta. Mata de estocada caída.

Salió el sexto, cuando ya se conocía la noticia de Iván Fandiño. La gente no se creía lo que escuchaba, y buscaba quien lo confirmara. Ponce desolado en el burladero, David Fandila no se lo cree, y las cuadrillas hablan con lágrimas en los ojos. Sentimos no poder ofrecerle más información de la faena de Andrés Roca Rey pero los ánimos de este redactor no podían fijarse en la faena.

Real Maestranza de Caballerías de Granada. Tercera de abono. Tres cuartos de entrada.
Toros de Salvador Domecq, de diferentes hechuras y de buen juego en general. Premiado con vuelta al ruedo Trinquete, el segundo de la tarde.

Enrique Ponce (blanco y oro), ovación y oreja con fuerte petición.
David Fandila ‘El Fandi’ (marino y oro), dos orejas y oreja.
Andrés Roca Rey (malva y oro), dos orejas y oreja.