El novillero ecuatoriano Andrés Castellón se encontraba tentando en el campo, cuando sufrió un percance, cornada en el mentón y fractura triple de la mandíbula. Tuvo que ser llevado de urgencia al hospital, donde ha sido operado de manera exitosa y ahora se encuentra en recuperación. Lamentablemente se perderá algunos compromisos que tenía planificados.