Se celebró en la Real Maestranza de Caballería de Sevilla la penúltima novillada de abono en una noche agradable de temperatura en la que salieron dos excepcionales novillos de Talavante que cayeron en el lote de Alfonso Cadaval, que cortó la primera oreja de novilleros este año en Sevilla. El lote de Alejandro Gardel tuvo más genio que bravura su primero que se apagó pronto y un novillo sin opciones en el quinto de la noche. David Salvador corrió en suerte con el peor lote, pudiendo demostrar sólo las ganas y el valor, aunque sin espada.

Decidido se fue Alfonso Cadaval a la puerta de chiqueros para recibir a porta gayola al primer novillo de la noche resultando limpia. A continuación le recetó unas verónicas con gusto, poco ajustadas rematadas con una buena media verónica. Embistió con clase de salida. Cumplió en el caballo evidenciando una acusada falta de fuerzas manteniendo la clase en la embestida. Entró en quites Alejandro Garde por caleserinas echándose el capote a la espalda, resultó volteado pero sin aparentes consecuencias. El tercio de banderillas fue eficaz. Comenzó la faena Cadaval en los medios de la plaza con una tanda de rodillas por la derecha con transmisión y humillación por parte del de Talavante. Transcurrió el trasteo con dos tandas más de derechazos a los que le faltó acople por parte del novillero. Al tomar la zurda, subió el tono de la faena con una gran tanda de naturales templados y a cámara lenta. Culminó la faena con otras dos tandas de naturales con naturales sueltos de gran factura, sin llegar a rematar la obra. Pinchazo y estocada caída. Petición no mayoritaria de oreja. Ovación para ambos.

Sin celo salió el segundo novillo de la noche. Alejandro Gardel estuvo templado, seguro y con gusto dejando un par de verónicas muy acompasadas rematadas con una buena media verónica. En el caballo el novillo hizo lo que apuntó en el capote, fue sin celo, dejándose pegar pero sin emplearse. David Salvador entró en su turno de quites optando por una aseada tanda de capote a la espalda. Buen tercio de banderillas a cargo de Raúl Cervantes y también buena fue la lidia de Pedro Lara. Gardel comenzó su trasteo de muleta abriéndole los caminos, fijándole la embestida y pudiéndole. En la segunda tanda, se enfibró con la derecha, encajándose en los riñones pero el animal se paró y comenzó a salir con la cara alta no llegando en exceso a los tendidos. Duró poco el de Talavante y poco de lo que hizo Gardel pudo tener lucimiento pudiendo mostrar solamente sus ganas y buen concepto de su toreo. Estocada arriba tras una ejecución perfecta. Ovación para Gardel y silencio para el novillo.

Con susto comenzó el tercer novillo, castaño de capa. David Salvador comenzó toreando de rodillas por verónicas, y a la tercera fue volteado de forma espectacular pero sin consecuencias, se repuso y dejó unos lances templados. Picó en la primera entrada el picador que guardaba la puerta. En la segunda entrada fue largo al caballo que le correspondía pero sin emplearse en exceso. Alfonso Cadaval realizó un quite medido por chicuelinas con garbo. Eficaz fue el tercio de banderillas. Embistió con motor el de Talavante pero sin clase ni fijeza al comienzo de la faena de muleta. Salvador estuvo firme, algo encimista por momentos y con valor. Al novillo pronto se le acabó el motor sacando genio y embestidas defensivas. Cerró la faena con unas bernardinas muy ajustadas que despertaron a los tendidos. Tres pinchazos sirvieron para que se eche el animal. Palmas para David Salvador y silencio para el novillo.

Buen recibo capotero de Alfonso Cadaval jugando muy bien los brazos a la verónica y el novillo humillando con clase. Fue franco el novillo al caballo, arrancándose de largo y empujando con los riñones aunque con escaso eco en los tendidos. Alejandro Gardel realizó un quite aseado por chicuelinas. Rápido y eficaz el tercio de banderillas. Comenzó decidido toreando en redondo, fijando al toro y obligándolo a seguir el engaño. Bien estuvo Cadaval dejando dos tandas largas de derechazos de mano baja y riñones metidos. Mantuvo el nivel con la izquierda aunque el de Talavante fue a menos. Tras dos tandas de naturales se volvió a echar la muleta a la diestra dejando pases estéticos con la figura más relajada. Le faltó finales al novillo, aunque sacó clase y transmisión. Dejó una estocada contraria pero de gran efecto. Oreja.

El quinto de la noche fue devuelto a los corrales ante un evidente problema de visión. En su lugar saltó al ruedo otro novillo de la misma ganadería. Salió sin fijeza y sin excesiva clase en el capote sin permitir el lucimiento de Gardel. Se arrancó pronto al caballo pero sin emplearse perdiendo las manos a la salida del peto. Eficaz tercio de banderillas. No tuvo ni una tanda el de Talavante. Se paró, no pasaba y dio embestidas muy deslucidas. Abrevió Gardel y se fue a por la espada.  Media estocada arriba. Pitos para el novillo y ovación para Gardel.

Voluntarioso el recibo de capote de David Salvador al último de la noche. Embistió con todo, con poca clase pero apuntando falta de raza. El novillo empujó con la cara alta y con un pitón en el primer encuentro con el caballo que incluso estuvo a punto de derribar al picador. También se arrancó de lejos en la segunda entrada pero no se empleó. Excesivo castigo en varas. Efectivo tercio de banderillas. En la muleta embistió de forma muy desclasada y tardo sin permitir el lucimiento de David Salvador. El novillero estuvo firme pero sin excesivo eco en el tendido que le pidió que acortase la faena. Dos pinchazos y una estocada entera que sirvieron para finalizar el festejo. Silencio para ambos.

Ficha técnica

Real Maestranza de Caballería de Sevilla. Media plaza.

Novillos de Talavante. Bien presentados y de juego desigual. 1º noble con clase y duración. 2º sin celo ni motor. 3º movilidad con genio y falta de raza. 4º buen novillo, con transmisión y clase. 5º devuelto a los corrales por defecto de visión. 5º Bis descastado sin opciones. 6º parado y falto de casta.

Alfonso Cadaval (gris perla y oro). Vuelta al ruedo y oreja.

Alejandro Gardel (azul marino y oro). Ovación y ovación.

David Salvador (verde oliva y oro). Silencio y silencio.

Se guardó un minuto de silencio en memoria de Iván Fandiño.