Con un cuarto de entrada en la Plaza de Toros de Las Ventas de Madrid, se lidiaron los toros de Martín Lorca  (1) falto de clase, (2)poco recorrido, (3) Clase y nobleza (4) acusó falta de fuerza (5) parado (6) clase y debilidad, devuelto (6 bis) del Cortijo de la Sierra exigente.

  • Uceda Leal: ovación, ovación y división
  • Ricardo Torres: silencio, pitos tras dos avisos
  • Iván Vicente: ovación tras aviso y oreja tras aviso

Incidencias: Tras el paseíllo se guardó un minuto de silencio por el alma del diestro Gregorio Sánchez.  Iván Vicente pide su sitio en Madrid.

El diestro Uceda Leal recibió al primero a la verónica que le faltó clase,  brindó al cielo. El diestro lo intentó por ambos pitones y le  obligó a embestir logrando algunos muletazos sueltos de buena factura. Tras pinchazo y estocada, fue ovacionado y saludó.

Al cuarto, lo recibió a la verónica y lo brindó al público. El madrileño logró tandas de muletazos que llegaron a los tendidos , pero la falta de fuerza que acusaba el animal, deslució la faena. Tras la media estocada  perpendicular y descabellos fue ovacionado y algunos pitos se oyeron.

Ricardo Torres recibió al segundo que le faltó recorrido y transmisión, el zaragozano puso empeño pero no llegó al público y no le dió las distancias ; molestó mucho el viento y tras varios pinchazos y dos descabellos, silenciaron su labor tras el aviso.

El quinto resultó muy parado y aunque Ricardo lo intentó  y lo brindó al respetable, todo se quedó en querer y no poder. Tras estocada atravesada y casi entera y muchos descabellos el aragonés recibió pitos tras los dos avisos.

Recibió muy bien con el Capote al noble y con clase  tercero Iván Vicente, que se lució al natural a pesar del viento y la lluvia. El madrileño logró templar, gustar y mandar, mejor con la zurda,  en una faena que se tornó larga. Tras pinchazo, estocada fue ovacionado tras el aviso .

El sexto de Martín Lorca fue devuelto a los corrales , toro con clase que se estrelló en un burladero y lo acusó . El toro empezó a ser protestado y fue devuelto a los corrales.  Salió el 6 bis, del Cortijo de la Sierra e Iván le cortó una oreja. Su faena la empezó doblándose por bajo llevándolo muy toreado hasta el centro del anillo, donde logró muletazos con gran ritmo, rematando con medias de cartel y gustando  a los tendidos de la Plaza. Tras estocada entera, el toro tardó en caer y tras el aviso, paseó la única oreja de la tarde.