La Peña Taurina “Peñaflorense” con más de un cuarto de siglo de historia sigue creciendo. El pasado domingo día 19 de junio  unos cincuenta miembros de la peña se desplazaron hasta la localidad Madrileña de El Escorial y así poder visitar la finca “Cuarto Carretero” donde pastan las reses de la ganadería Pilar y Tomás Entero.

La ganadería de “Pilar y Tomás Entero” hace ya más de 25 años que comenzó en la cría del toro bravo. En la actualidad disponen de unas 180 cabezas entre madres reproductoras, añojos de un año, Erales de dos años, Utreros de tres años y toros a partir de cuatro años. Tomás Entero, al frente de la ganadería se confiesa un enamorado de la ganadería Osborne, por lo que empezó comprando un semental de encaste Osborne y unas vacas a Julio Aparicio. Hoy en día define a sus toros como de encaste Juan Pedro Domecq vía Osborne. Posteriormente se añaden vacas de Sotillo Gutiérrez y Núñez del Cuvillo, conservando el mismo encaste.

La finca “Cuarto Carretero” cuenta con 200 hectáreas de terreno entre praderas, encinas y fresnos. Y por supuesto, entre cigüeñas, águilas y hurracas.

Tiene como peculiar que está construida toda ella: los cercados, corrales, la plaza, etc…  en piedra de granito de mampostería en seco. Con piedra sacada de la cantera de la misma finca.

Los muros centenarios de la Plaza de tientas de “Cuarto Carretero” han sido testigos mudos de la Historia de España y de la selección de  su cabaña brava. Visible desde la “Silla” del Rey Felipe II y situada frente al mismísimo Monasterio de El Escorial, fue lugar donde se dio forma al toro del encaste Vega-Villar. Tal como cuenta en su biografía Victorino Martín, su primer contacto con un toro bravo se produjo en 1939 en esta plaza y por ella han pasado figuras como José Tomás. Antigua finca de “José Encinas” y de los “Hernández Plá”, Cuarto carretero tiene el sabor añejo del toreo bueno.

Con vistas al Monasterio de El Escorial y al pantano de Valmayor, a 30 minutos de Madrid, se encuentra esta finca taurina de 200 hectáreas de encinas, fresnos y pastos, dedicada a la cría de ganado bravo de forma tradicional desde hace más de 150 años.

Luis Barbero.