El matador francés Thomas Cerqueira permanece estable en el hospital Clinique du Parc de Castelnau  de Lez tras ser operado de la grave cornada recibida en la Plaza de Gala de la localidad de Mauguio.

El percance sobrevino cuando entraba a matar a su segundo ejemplar. El toro lo enganchó y le propinó una cornadas interna en la pierna derecha que le ha producido grandes destrozos en la femoral.