En un intenso fin de semana taurino en Portugal, la primera cosa a destacar fueron las grandes afluencias de público que las mismas corridas registraron. Évora el viernes agotado, Montijo con 3/4 fuertes y Vila Franca llena.

En Évora el viernes por la noche, corrida de sentimientos, la despedida del cabo António Alfacinha de los forcados amadores de locales se hizo entre lágrimas, abrazos y el cariño del público que agotó la plaza en la tradicional corrida de San Pedro.
Toros de Passanha nobles. João Moura fue el gran triunfador de la corrida, el niño Moura regresó… Pablo correcto toda la noche y no deslubrou, João Ribeiro Telles con el lote más difícil delante en sexto clavo dos grandes banderillas. Los forcados, los grandes héroes de las plaza lusas tuvieron un noche brillante.

En  Montijo el sábado, actuaba en solitario Luis Rouxinol en la conmemoración de los 30 años de alternativa. Seis toros a concurso de distintas ganaderias y encastes. Castro encastado, Silva encastado, Carvalho manso, Vinhas manso, Murteira Grave bravo, Rocha noble y con recorrido. Ganó el premio de bravura el de Murteira Grave.
El «cavaleiro» anduvo correcto en los cuatro primeros y sólo en los dos últimos calentó de verdad el público. Buena noche de forcados de Montijo.

Ayer en Vila Franca otra plaza llena. A caballo João Ribeiro Telles bordó el toreo en el cuarto de la tarde. Padilla mejor en el quinto y Antonio João Ferreira en el tercero. Los espadas salieron a hombros. Forcados de Vila Franca correctos. Toros de David Ribeiro Telles para caballo, bueno el cuarto. Para la lidia a pie de Falé Filipe con poco recorrido.

Fotos: Florindo Piteira y Estavão Nunes