Arranca el paseíllo con la quinta de abono en otra tarde con el mercurio más alto de lo normal. Hoy, los esperados toros de Jandilla-Vegahermosa, ya todo un clásico, para Miguel Angel Perera, Cayetano Rivera, que hoy se presenta en Pamplona, y Andrés Roca Rey, que es el único que hará doblete.

No era el toro que se esperaba el primero de la tarde. Bajito de casta, Hurón, ya manifestó su condición en el capote de Miguel Angel. En el caballo, casi se dejó pegar, y en banderillas, ya era de pleno manifiesto su falta de casta, eso sí, sin malas ideas. En la muleta de Perera, sí acudía pronto al cite, y lo hacía con fijeza, pero no es el toro más propicio para llegar al tendido de Pamplona. Perera, le sacó lo que tuvo por ambos pitones. Estocada.

El cuarto no era de salida el toro de Jandilla que todos esperábamos. Tercio de varas y banderillas, un tanto complicados, por la condición del toro. Dos pases cambiados por la espalda para iniciar la faena, y desde ese momento, Perera tuvo que hacer al toro, y con mando y templanza, consiguió sacarle dos tandas muy meritorias por ambos pitones, que seguramente nadie veíamos. En resumidas cuentas…Faena bien construida, pero un tanto fría para la demanda del público de Pamplona. Media estocada y leve petición.

Cayetano es una caja de sorpresas, e imprevisible en positivo. Si tiene que sacar el gen Rivera, lo saca, y lo mismo con el gen Ordoñez. Dos largas cambiadas en el tercio para recibir al segundo de la tarde, para luego torear con clasicismo y gusto por verónicas. El toro en el caballo, cumplió y en banderillas, el toro se desplazaba con buena condición. Rivera, ya salió con la muleta queriendo calentar, y así lo hizo. Primero moriquetas, molinetes de rodillas para el sol, y luego clasicismo para todos, corriendo la mano y poniéndose en el sitio. Buenos naturales toreando espatarrado dejó Cayetano, aunque el toro ya buscaba las tablas. Dos circulares sacándose al toro por las espalda, terminaron de calentar al personal, para matar al toro en los medios.

El quinto, el más serio por delante, y más rematado quizá, pero noble. Cayetano, con media puerta abierta, recibió al toro con lances con el capote con rodilla en tierra, haciendo reverencia al abuelo Ordoñez. El animal en varas y banderillas, a más, donde Iván García, se desmonteró tras parear. Ayudados por alto para iniciar el último tercio, antiguamente llamado el de muerte, fue la clave del toreo bueno para acompañarlo de series de naturales y derechazos con empaque. Pero tocaba sacar el otro gen, el Rivera, con ese punto de arrebato al torear con la muleta de rodillas, y despojarse de la muleta y ayuda descarándose delante del toro. Cayetano atesora las dos versiones, una para cada momento, o compaginarlas en un mismo toro, cuando la demanda del público lo exige así. Media estocada tendida y dos golpes de descabello no le privaron de cortar la segunda oreja.

Roca Rey, sacó la artillería pesada desde el principio con el capote. Gaoneras desde el inicio para conectar desde el minuto cero con el respetable. En el caballo, el castigo muy medido. Crudo, vuelta y vuelta ¡Oiga! Pero antes del tercio de banderillas, una de caleserinas, para calentar aún más lo que ya estaba caliente. En banderillas, el tercio fue eficaz. El peruano, empezó toreando de rodillas, ¡trincherazo incluido! Pero llegó el momento de torear, y así lo hizo, sobre todo aprovechando el pitón más potable, el izquierdo, toreando con largura, y dándole tiempo. Después de hacer lo propio, torear, buscó las cercanías entre los pitones. Andrés, se hizo el «Rey» de la plaza durante 10 minutos, en una faena explosiva. Pinchazo y estocada.

Mejor hecho el sexto y último, y no tan exagerado. Más en tipo el jabonero. Roca Rey, lo entendió desde el inicio con el capote. En el caballo, pidió igualmente que en el tercero, poco castigo. ¡Vuelta y vuelta! en banderillas, el toro según galopaba, ya mostraba virtudes. Roca Rey con la muleta, toreó con más profundidad que con el tercero, pero sin coger del todo la medida al toro. Este toro, demandaba distancia, y Andrés tan encima, sacó el lado más brusco del animal. Al matar, y dejar una estocada casi entera, fue volteado, pareciendo ir herido. (Andrés entra en la enfermería y se desconoce de momento la magnitud del percance)

Incidencias. Iván García, se desmontera tras parear al quinto

FICHA DEL FESTEJO:

Miguel Angel Perera: Palmas y ovación

Cayetano Rivera: Oreja en ambos

Andrés Roca Rey: Oreja en ambos