Alberto López Simón y Ginés Marín han dado un golpe de autoridad esta tarde, en la antepenúltima de los Sanfermines 2017, triunfando con fuerza en una corrida de extraordinario juego. Los de Victoriano del Río una vez más han permitido el triunfo de los espadas en una plaza de primera categoría.

Sebastián Castella desarrolló una faena de muchos quilates con un buen primer toro. Comenzó por verónicas, para brindar después al cielo en recuerdo de Iván Fandiño. Muy templado y haciendo las cosas muy bien con la muleta, con buen toreo en redondo. Fueron a continuación series de naturales y derechazos limpias, rematadas con pases de pecho, molinetes y trincherillas. El francés mató de estocada desprendida, cayendo el toro rodado. Se le concedió una oreja.

En el cuarto, de la ganadería Toros de Cortés, estuvo también bien con la capa, y al inicio de la faena de muleta, hasta que se rajó la res y se fue para toriles. Allí, se pasó de faena, recibió un aviso antes de entrar a matar, y el toro gazapón y muy manso le complicó las cosas. Tras otro aviso y dos pinchazos, mató de otro hondo y cuatro descabellos, escuchando palmas.

López Simón recibió con verónicas a pies juntos al segundo de Victoriano que escarbó y derribó al picador, Tito Sandoval, aplaudido en este único toro que recibiera dos puyazos de verdad (los demás, uno y señalar). Ginés Marín realizó un quite vistoso por chicuelinas acabado en revolera. López Simón lo toreó bien con la derecha y con más dificultad por la izquierda, que abandonó para retornar a la diestra. Se tiró a matar con verdad y fue cogido aparatosamente en unos momentos angustiosos. Recibió una oreja y pasó después a la enfermería. Con el quinto estuvo profesional y aseado, comenzando con verónicas a pies juntos, y matando con una estocada casi entera. Oreja.

Ginés Marín toreó muy bien a un gran toro tercero. El mejor animal de la tarde propició también la mejor faena, no rematada con la espada. A ese toro, que embestía boyante y humillando, Ginés lo sacó por verónicas hasta la boca de riego. Así mismo, estuvo muy bien con la muleta, tanto en derechazos, como en unos extraordinarios naturales. Pinchó dos veces arriba para terminar con otro hondo y dar la vuelta al ruedo. A su segundo, de Cortés, lo lanceó a pies juntos y lo brindó al público, para luego torearlo muy bien al natural, con remates variados. Se lanzó a matar por derecho, y metió un estoconazo hasta la bola fulminante. La plaza, en un clamor, le ofreció la dos orejas.

Ficha técnica:

Pamplona, 12/7/2017. 1º, 2º, 3º y 5º toros de Victoriano del Río. 4º y 6º de Toros de Cortés. Lleno de «no hay billetes» y temperatura agradable. En el tendido 1, Miguel Indurain con su mujer. Preside María Caballero, asesor artístico, Fernando Moreno.

Sebastián Castella, oreja y palmas.

Alberto López Simón, oreja y oreja. Cogido en su primero, pasó por enfermería.

Ginés Marín, vuelta y dos orejas.

Parte médico de López Simón: «Atendido en la corrida del día 12 el diestro López Simón, presentando varetas en gluteo dicho y hematoma en cara interna de muslo sin lesión muscular en el estudio ecográfico.

Pronostico leve. Continúa la lidia».

Jesús Javier Corpas Mauleón, Pamplona.