En una noche calurosa en la capital del Turia, y con un lleno en los tendidos del coso de la calle Xátiva, dió comienzo la era Toropasion al frente de la organización de los festejos populares en Valencia.

Ayer 19 de julio tuvo lugar la tradicional desencajonada y el primer Encuentro Internacional de Tauromaquias. La noche comenzó con un acto reivindicativo contra la prohibición del toro embolado y el toro de soga, que ha llevado a cabo el ayuntamiento de Valencia. El emotivo acto contó con numerosas autoridades y profesionales del toro, como Varea, Fernando Beltrán, Alberto Gómez, etc, además de cuadrillas de emboladores de las pedanías de Valencia en las que el toro embolado está prohibido, con antorchas y una pancarta que decía: «La cultura es de todos». Dicho acto lo cerró el maestro Luis Francisco Esplá, quien pronunció un discurso improvisado.

Posteriormente tuvo lugar la tradicional desencajonada de las tres corridas que componen la Feria de Julio. Se desencajonaron las corridas de Nuñez del Cuvillo, Luis Algarra y Celestino Cuadri, los cuales salieron directamente desde los corrales y arropados por los bueyes. Destacar el toro «Peruano» nº57 de Luis Algarra, que repartió leña a su hermano que estaba en el ruedo y a los bueyes, y que costó encerrarlo, demorando mucho el inicio del festejo.

Tras la desencajonada, se presentaron a los más de 30 especialistas españoles, franceses y portugueses que deleitaron al público con numerosas y variadas suertes de la tauromaquia. Además la empresa quiso tener un detalle con el recortador recientemente fallecido Alejandro García «El Seco», entregándole un cuadro conmemorativo a su hijo.

Abrieron el festejo los saltadores franceses, que mostraron al público su gran repertorio de saltos y sus condiciones físicas. Además también fueron los encargados de cerrar la noche, esta vez frente a un espectacular toro albahío.

Continuaron los roscaderos frente a una vaca de Machancoses. La cuadrilla zaragozana de las Cinco Villas fue la encargada de mostrar al público esta suerte del cesto, que antiguamente servía en las ganaderías de la Ribera del Ebro, para tentar la bravura de sus reses.

Otro de los espectáculos que gustaron mucho al público fueron los jinetes camargueses, quienes en primer lugar y desde sus caballos enlazaron una becerra, y después fueron capaces de coger a un novillo berrendo, lanzándose a la cabeza del animal desde arriba de su caballo.

Uno de los platos fuertes de la noche fue la exhibición de quiebros, a cargo de Juan Nieto, «El Poca», el luso Pedro Miguel Carolino y el francés Baptiste Bordes. José Manuel González «Poca» puso la plaza de Valencia boca abajo con sus ajustadísimos quiebros. Carolino realizó dos grandes reversos caminándole al toro. Y el francés hizo dos quiebros vasco-landeses que quitaron la respiración a los allí presentes.

También se realizó una exhibición de Maestros de la Calle frente a la vaca Sevillana de Machancoses. Actuación complicada, ya que se emplazó mucho la vaca, pero al final Balta y David Megina consiguieron deleitar al público con buenos recortes y saltos.

Los campeones de España de anillas, Mario González y Alejandro Cuairán, volvieron a enfrentarse a Norteña de La Paloma, y volvieron a demostrar que son los mejores. En una gran actuación de raza y demostrración de facultades físicas y conocimiento de terrenos. Consiguieron meterle hasta seis anillas de mucho mérito, ya que toda la lidia tuvo que llevarse a cabo en terreno de toriles, debido a que molestaban mucho en el ruedo los cajones de la desencajonada previa.

La exhibición de recortes la llevaron a cabo Antonio Ojeda, Use y «El Peta» que volvía tras su cogida en Torrejón de Ardoz, y cómo volvió. «Peta» pegó tres grandiosos recortes. El valenciano Ojeda demostró que es un gran cortador en su tierra. Y «Use» volvió a demostrar que es uno de los recortadores más en forma, incluso realizando su salto saliendo de tablas y sin apenas espacio. El mismo toro fue con el que los forcados portugueses realizaron su actuación, con una primera pega fallida y una gran segunda pega, en la que se hicieron con el toro.

Finalizó la noche con el sorteo de un toro de Los Recitales, que fue a parar a el Club Taurino de Silla (Valencia).

FOTOS: Toropasion

TEXTO Y CRÓNICA: Ricardo Fuertes