El diestro Alberto López Simón continúa recuperándose del traumatismo sufrido el pasado 12 de julio en la Feria de San Fermín en la tarde que fue prendido por el primero de su lote al entrar a matar, sin haberse recuperado a día de hoy.

El de Barajas, tras una ecografía realizada en las últimas horas, presenta un gran hematoma en la cara interna del muslo, una eventración muscular a nivel del vasto interno que aumenta de tamaño al realizar una contracción muscular, dolor a la palpación y movilidad reducida de la rodilla. Concluyendo en que sufre una rotura de la fascia muscular del vasto interno derecho y una rotura fibrilar de grado III del vasto interno derecho.

A pesar de todo eso, López Simón afrontará dos importantes compromisos este fin de semana, el sábado en Valencia y el domingo en Ávila, y a partir del lunes se pondrá en manos del doctor García Padrós para determinar si debe ser intervenido quirúrgicamente o no.