Dame pan y dime tonto, o dame corridas con marices de encaste Santa Coloma, en éste caso de Ana Romero, donde con sus teclas, defectos y virtudes, no dieron lugar al aburrimiento, sin tener que presenciar ningún drama. Corrida variada en comportamiento y muy igualada en presentación y peso, destacando la casta y emoción del segundo y el tercero, con el denominador común de la movilidad.  La terna, Curro Díaz, David Mora y Borja Jiménez,  supieron ver las virtudes y tocar las teclas adecuadas de un encierro con complicaciones, pero también con opciones bien aprovechadas.

El primero de Ana Romero, lo quería de salida todo por abajo en las telas de Curro Díaz. En el caballo, peleó pero sin excesos, y en el tercio de banderillas, pareció romper por derecho embistiendo con cierta franqueza. Con la muleta, el de linares, lo intentó por ambos pitones pero sin lucidez por los enganchones por la embestida un tanto defensiva del animal, que sabía lo que dejaba atrás, y de sobra sabía lo que tenía delante. Tres pinchazos.

El cuarto toro, el prototipo de toro del encaste Santa Coloma línea Buendía, bien hecho y engatillado de pitones, fue corto de recorrido desde sus inicios. Ya le costaba arrancarse al peto del penco y en banderillas. Curro comenzó la faena con la derecha probando y sobando al de Ana Romero, pero no fue hasta la mitad de la faena y con la izquierda, donde destapó el tarro de las esencias, y nos deleitó con naturales de buen gusto, personalidad, y ese pellizquito bueno que le distingue de la vulgaridad. ¡Made in Curro! pero sin ser una faena redonda, y sin redondear. Chispazos buenos que calman la sed del aficionado. Estocada y golpe de descabello.

Mora, recibió al segundo, primero de su lote, con un buen ramillete de verónicas rematado con la media, donde ya pudo escuchar el calor del respetable. En el caballo, después del primer encuentro, el toro perdió los cuartos delanteros, pero David lo quiso lucir en el segundo puyazo. En banderillas, Otero, una vez más saludó tras parear. David con la muleta, comenzó con voluntad, aunque un tanto acelerado ante las embestidas prontas y con ese punto de emoción típicas de este encaste (Santa Coloma) Faena a más, donde el torero fue cogiendo sitio y dando sitio al animal que requería distancia y supo domeñar en redondo con la derecha. Toro encastado y muy para el público, con las complicaciones propias de la casta, donde el torero de Boróx tuvo que exponer. Estocada.

El quinto, no salió sobrado de fuerzas, pero sí con fijeza y humillación. En el caballo, no recibió castigo en exceso y en banderillas, se le dieron todas las ventajas al animal. Mora comenzó la faena sentado en el estribo, hasta que el toro se derrumbó en su totalidad, y desde ese preciso momento, la embestida fue menguando por su escasez de fuerzas, y el de Ana Romero soltando la cara, y ofreciendo embestidas irregulares. Los muletazos, de uno en uno, y el de Boróx, buscando la colocación.

El tercero de Ana Romero, fue aplaudido de salida, y bien recibido con el capote por Borja Jiménez. En el caballo, manifestó más genio que otra cosa al igual que en banderillas. Pues cualquiera diría que llevaba sin torear desde septiembre del 2016, siendo dominador total y absoluto del escenario, domeñando al toro con buena cabeza y técnica. Buenas tandas de naturales firmó Borja, que calentaron los tendidos. Media estocada tendida.

El sexto, el más serio de todo el encierro y de bella lámina, no traía muy buenas ideas debajo de las orejas. Todo fue un prólogo y declaración de intenciones del torero antes de llegar al último tercio, con la intención estructurar una faena, e intentar abrir la puerta grande. En el último tercio, Borja se la tuvo que jugar y apostar con un toro que miraba, medía, y calibraba los movimientos del torero. Y sonaba Nerva, mientras por ambos pitones Jiménez iba probando y metiendo al toro en la muleta, donde consiguió dejar un par de tandas por ambos pitones, que calaron en el tendido. Media estocada.

FICHA DEL FESTEJO:

Curro Díaz: Silencio y oreja

David Mora: Oreja y ovación

Borja Jiménez: Oreja y ovación