Magnífico cuadro de la pintora Almu Redondo, representando al matador Sergio Sánchez.

Un buena iniciativa ha sido la nueva convocatoria del Concurso de Pintura Taurina para niños. Con el apoyo de Pablo Hermoso de Mendoza, diversas empresas y comercios de Estella y Diario de Navarra, el Club Taurino Estellés organiza este certamen en vísperas de las fiestas patronales. El año pasado, del que son las fotos de la galería, fue un gran éxito con sesenta participantes (Estella tiene algo menos de 14.000 habitantes). Y este año del centenario, aún destaca más aún si cabe el evento, ya que algunos estelleses critican la sustitución de los seis toros que se solían lidiar el domingo por cuatro novillos. De tal manera que, si bien la corrida del sábado y la de rejones del lunes están bien concebidas y son interesantes, el intermedio en festivo flojea una tanto cuando se esperaban dos corridas de a pie y una de a caballo. También desparece la tradicional becerrada, toreada por los aficionados prácticos y Agustín H. Rivero, «Facultades».

Pero vayamos a lo positivo, he aquí el cartel de esa buena idea que, quienes gustan del arte del toreo, ofrecen a la chavalería. Los mocetes realizan la obra sin ventajas en la propia plaza, donde también se expones y juzgan las creaciones. Hay que decir que la presidencia suele ser generosa, y quién no toca pelo con los abundantes trofeos, siempre se lleva una bolsa de chuches.

Esperemos que alguno, en el futuro, llegue a la altura de Almu Redondo, cuyo magnífico retrato del matador Sergio Sánchez toreando vestido de navarrico abre este reportaje.

Jesús Javier Corpas Mauléon, Navarra.