La estatua de Manolo Montoliú que está ubicada en los aledaños de la Plaza de Toros de Valencia ha sido limpiada esta noche pasada, 9 de agosto, por un grupo de aficionados que estaban cansados de ver la pasividad con la que el Ayuntamiento de Valencia, gobernado por Compromís, ha gestionado el ataque anti taurino que sufrió la estatua el pasado mes de marzo.

Durante todo este tiempo, 5 meses han transcurrido, el gobierno valenciano presidido por Ribó no ha sido capaz de actuar para retirar la pintura sobre la estatua, mostrando una vez más su falta de compromiso, no sólo con los taurinos, sino también contra todos los valencianos, ya que es parte del patrimonio cultural de la ciudad.