José Garrido ha acudido esta mañana, 11 de agosto, a la playa El Buzo, ubicada en el Puerto de Santa María, para realizar una jornada de toreo de salón entre los niños, jóvenes, mayores y aficionados que se han querido dar cita en esta bella iniciativa.

Han sido muchos los jóvenes que han podido coger una capote o una muleta instruidos por el diestro extremeño, que ha comenzado la jornada realizando una exhibición del cómo se torea para servir como ejemplo a todos los aficionados.

Una vez concluida el toreo de salón, Garrido ha atendido por espacio de una hora a todos los participantes en el evento, firmando fotografías, realizándose fotos o simplemente departir con los aficionados.

José Garrido quiso atender a La Tierra del Toro en la misma orilla de la playa expresando su «felicidad por ver tanta gente joven que demuestran tanto cariño e ilusión por ver a un torero», e incluso auguró que de los niños participantes «puedo ser su torero dentro de unos años» tras esta actividad.

Las expectativas de público se han superado, según ha reconocido el propio José Garrido,  quién ha destacado estar «feliz y encantado» de atender a todos los que han acudido, ya que «ellos son la verdadera afición». Además cree que este tipo de iniciativas son muy positivas y que se hacen con el sentido de «acercarse el toreo a la gente, y no la gente al toreo que la verdad que cuesta».

Esta jornada ha sido la antesala del compromiso de José Garrido en la Plaza de Toros Real del Puerto de Santa María en el día de mañana junto a Finito de Córdoba y López Simón, suponiendo esta tarde el debut como matador de toros de Garrido ante la afición portuense esperando que «se repitan los éxitos de novillero, ahora de matador de toros».

Por último, José Garrido está a las puertas de una nueva Aste Nagusia de Bilbao, sin lugar a dudas su plaza, a la que va con «bonitas sensaciones y deseando que llegue el día para pisar esa arena negra».