La final de las novilladas sin picadores de Dax presentó esta mañana 4 erales de la ganadería de Guadaira para los dos finalistas: Alejandro Adame y el francés Dorian Canton. La corrida fue interesante pero quizás excesiva en cuanto a las vueltas al ruedo concedidas. Fue una final de competencia entre los dos novilleros. El trabajo de Alejandro y Dorian fue de calidad pero Alejandro Adame marcó la diferencia por su torería y su técnica, alzándose con la victoria.

Alejandro Adame recibió al primer eral con su alegre capote. Hizo un buen quite Dorian Canton al que contestó él con buena firma. Con la muleta el eral era un buen colaborador repitiendo por ambos pitones sin complicaciones. Alejandro hizo las cosas muy bien, cruzándose, dejando aire al eral y reduciendo la distancia. La faena tuvo emoción del principio hasta el final tomando intensidad en cada pase. Lo mató de una entera instantánea dejando el público de pie. Cortó las dos orejas al buen eral, premiándose a éste con la vuelta al ruedo.

El segundo de la matinal, igual que el primero, respondió desde el primer capotazo de Dorian. El novillero tuvo un  buen capote firme sin dudas. Empezó la faena con dos pases cambiados en el centro. El buen eral respondió por ambos pitones a la muleta. Dorian tardó en transmitir hacia el público. El momento cumbre fue la penúltima serie de derechazos profundos y templados. Lo mató de una estocada entera eficaz. Dorian cortó las dos orejas  y el eral dio igual que su hermano una vuelta generosa.

El tercer eral fue el más fuerte y tuvo actitud de novillo. Alejandro  lo recibió con su capote de terciopelo muy torero. Brindó el eral a su compañero. Construyó una faena por ambos pitones con una muleta de peso. La faena fue a más con mucho temple y torería. Lo mató de una entera eficaz cortando las dos orejas. El eral él dio una vuelta ruedo generosa.

El último eral tardó en interesarse en el capote de Dorian. El francés brindó su eral a El Monteño, matador de Mont de Marsan. La faena de Dorian al buen eral careció de fundamento y transmisión. Dorian hacía las cosas bien, componiendo cada pase pero sin dominio. Tardó en cogerle el sitio al eral que le desplazó por todo el ruedo. Lo mató de una entera y el novillero francés cortó una oreja. El público pidió la segunda para el novillero local pero con razón la presidencia no se la concedió.

Ficha del festejo

Alejandro Adame : 2 orejas y 2 orejas

Dorian Canton: 2 orejas y 1 oreja

Tres vueltas al ruedo a los erales.