Tarde calurosa, con 38° C en el ambiente, en la Plaza de Toros de Antequera, donde dará comienzo la feria, con una corrida de Julio de la Puerta para Juan José Padilla, David Fandila ‘El Fandi’, y Manuel Escribano.

Media entrada en el coso, y rompe el paseíllo con más de 10 minutos de retraso, a los sones de La Entrada. Padilla viste de rosa y azabache, champán y oro David Fandila ‘el Fandi’, y azul rey y oro Manuel Escribano. Se guarda un respetuoso y emotivo minutos de silencio por las víctimas del atentado de Barcelona.

Con larga cambiada de rodillas y cuatro verónicas recibió Padilla al primero, bonito pero anovillado y escaso de kilos. Humillaba bien por el derecho, pero protestaba con el izquierdo.
Compartió tercio de banderillas con el resto de la terna. Colocó un par muy mal David Fandila, y Padilla, en un precioso gesto, cedió su par al granadino.
Brindó al cielo Padilla en homenaje a las víctimas de Barcelona, y comenzó la faena pegado a tablas, con unos doblones sacándolo poco a poco al centro. Mirón y cabeceador este primero, consiguió arrancarle una tanda de naturales, pero el morlaco se desfonda y acusa la falta de raza. Una tanda más de derechazos, muy larga, levantó las palmas del respetable. En un cabezazo le desmontó la muleta, y volvió a la mano derecha, la mejor del toro. Con un péndulo y una trincherilla se rajó. Aún así le dio dos tandas más, aunque sin emoción alguna. Alargó la faena el jerezano sin sentido alguno, más que el de dar algún muletazo de rodillas, pues el toro se acabó 5 minutos antes. Mató a la segunda con una estocada contraria, y necesitó de cuatro descabellos.

Verónicas y media de rodillas para recibir al segundo, el primero de David Fandila ‘el Fandi’, un jabonero que arranca las palmas del público de salida. Quitó por chicuelinas y una serpentina antes de clavar los palos, invitando de nuevo a sus compañeros de terna. Nefasta lidia, con muchísimos capotazos totalmente innecesarios.
Por la derecha y dejándolo largo comenzó la faena de muleta, ante un toro con fuerza y que se arrancaba desde lejos. Siguió por la derecha con derechazos, y el toro se venía a más. Cada vez embestía con más clase y codicia, humillando abajo. Se quedaba corto en el izquierdo, y a punto estuvo de darle algún susto. De nuevo en la derecha lo llevó más ajustado ahora, ligando una tanda larga y elegante. Tras el cambio de espada, mató rápido, con una estocada en su sitio, certera. Faena y estocada de dos orejas, que el presidente, sin sentido alguno, tarda en dar la oreja y se niega a la segunda. Oreja con fuerte petición y bronca al usía.

Manuel Escribano recibió al tercero de la tarde con verónicas y poco a poco lo saco con chicuelinas hacia los medios, donde remató con una media. Sin fijeza ni clase, quitó por tafalleras y fue cogido tras caerse con el capote. Afortunadamente, no tuvo consecuencias y tan solo le arrancó la hombrera izquierda. Parearon los tres diestros de nuevo.

Con la muleta comenzó en la raya de picar sacándolo por detrás. El toro, clavado al suelo y pegado a tablas, fue una mera estatua durante toda la lidia. Consiguió sacarlo al centro y darle dos tandas de derechazos. El de Gerena lo intentó de todas las formas posibles en la tauromaquia pero cuando el toro no quiere, no quiere y punto. Se arrimó demasiado y fue cogido. Tras quitarse la chaquetilla, continuó la lidia. Posible varetazo en la zona inferior del glúteo. Se arrimó aún más, ya junto a tablas, incluso de echó de rodillas. En pie, la plaza en pie. Qué forma de vaciarse tras un fuerte percance. Por manoletinas finalizó la faena. Torero y toro se vinieron arriba tras la cogida y dejaron detalles preciosos. Se cortó con el estoque al entrar a matar. Entierra tres cuartos de espada y cae el toro. Merecida oreja por el entrega y la última parte de la faena.

En el descanso, Manuel Escribano pasa a la enfermería. Se duele de las costillas tras la cogida del tercero.

Sale el cuarto, silleto y cornidelantero, lo saca a los medios con delantales Juan José Padilla. Quite por afarolados y ahora sí puso el jerezano sus tres pares.
De rodillas y en los medios citó para iniciar la faena. Parado pero con recorrido cuando se arrancaba este cuarto. Se llevó un fuerte golpe en la mano cuando intentaba quitarle una banderilla al astado. Tres molinetes y uno de pecho para continuar la faena. Ofrecía poco el cuarto, además de dar varios sustos por los cabezazos. Sin acople Padilla, toro de recursos y de echó rodilla en tierra. El toro era malo, pero la lidia ha sido peor, perdiendo los trastos en varias ocasiones y sin llegar a acoplarse en ningún momento. Mata con estocada trasera y caída. Dos orejas.

Más alto el quinto, sale con fuerza y recorrido, aunque sin fijarse en el capote. Lo recibió El Fandi con chicuelinas y una media verónicas de rodillas. Pareó el granadino en esta ocasión, con su habitual repertorio.
Pegado a tablas y de rodillas arrancó la faena de muleta, desatando la locura en los tendidos de sol. En la segunda tanda, perdió las manos el toro y casi coge a David. Qué le dio otra tanda de derechazos, ajustándose cada vez más. Se fue apagando el quinto, aunque David consiguió darle algún muletazo largo. Faena variada, con una lopecina, algún molinete, y varios derechazos bonitos y elegantes. Dando el pecho y con la pierna adelante cuajó otra tanda apurando los últimos resquicios de fuerza del morlaco. Molinetes de rodillas y tres circulares para finalizar la faena con un bonito abaniqueo. Petición de indulto y David, muy inteligente, sigue dando pases. Indultado Gabriel, número 5, de la ganadería de Julio de la Puerta y Castro.

FICHA DEL FESTEJO

Primera de abono en Antequera. Toros de Julio de la Puerta, flojos, sin raza y fuerza, bueno y con clase el segundo, sin raza el indultado para
Juan José Padilla (rosa y azabache), ovación con saludos y dos orejas.
David Fandila ‘el Fandi’ (champán y oro), oreja con fuerte petición y bronca al presidente y dos orejas y rabo simbólicas.
Manuel Escribano (azul rey y oro), oreja.

 

Francisco Urbano / @franurvargas