A hombros salieron Diego Ventura y Joao Moura en la corrida de rejones de la feria de Antequera. No tuvo suerte con los aceros de muerte Sergio Galán, que perdió las opciones de triunfo tras pinchar.

Rompió el paseíllo con retraso, al igual que el día anterior, y algo más de media entrada en los tendidos.

Sergio Galán recibió al primero a los lomos de Amuleto, lusitano castaño. Costó encelarlo debido a que se quedaba pegado a tablas. Muy parado el astado, tan solo tenía medias arrancadas cuando el caballo se encontraba muy próximo a sus pitones. Con Ojeda, luso árabe, puso las banderillas, consiguiendo cerrar algo más a este primero, que se resistía a ofrecer más oposición. Antes de poner la segunda banderilla ya se había rajado y apenas se movía en 15-20 metros de distancia. Utilizó a Bambino para clavar más banderillas. Con deslucida embestidas hacia los adentros apretaba al madrileño, luciéndose con Bambino con una doma magistral. Con Óleo puso las banderillas cortas y también el rejón de muerte, pinchando dos veces por la poca ayuda del toro y matando de forma certera a la tercera. El madrileño recibe una ovación.

Con Guadalquivir recibió Diego Ventura al segundo de la tarde, algo más encelado y con más fuerza que el anterior, aunque algo peligroso ya que cabecea en los encuentros. Media vuelta al ruedo con el toro clavado a los cuartos traseros de Nazarí antes de clavar una banderilla levantó al público de los calurosos asientos. Además puso otra banderilla muy arriesgada y toda la plaza se puso en pie. Con Lío y el buen toro que tocó en suerte al afincado en La Puebla, clavó otras banderillas al quiebro. Gran toro este segundo, Guindilla de nombre, que se arrancaba de lejos con fuerza y codicia. Remate y las banderillas cortas al violín antes de coger el rejón de muerte, que clavó de primeras. Mereció una vuelta al ruedo este segundo de la tarde, de nombre Guindilla, herrado con el número 1, de la ganadería de Luis Albarrán, aplaudido en el arrastre. Dos orejas para Diego Ventura.

Muy rápido de salida fue el tercero, que recibió Joao Moura a lomos de un caballo castaño. Se apagó pronto el astado, que apenas duró tres banderillas, que colocó con un equino tordo. Algo más encelado con el tercer caballo utilizado por el portugués, pero ya pegado a tablas, donde clavó dos banderillas más muy ajustadas, arrancando desde muy cerca. Lo sacó a los medios, donde puso las banderillas cortas, pero se quedó anclado al suelo el primero de su lote, dificultando la colocación del rejón de muerte, lo que provocó un pinchazo, matando a la segunda. Una oreja para el portugués.

Tras el descanso, Artista fue el elegido por Sergio Galán para recibir al cuarto de la tarde, algo más parado. Con Embroque clavó las banderillas llevando al toro ajustado en los encuentros. A lomos de Titán intentó sacarlo hasta los medios, pero fue difícil, debido a la poca raza del astado. Sacó a Apolo, un caballo perla precioso para clavar un par de banderillas donde la plaza entera se puso en pie. De nuevo fue Óleo el encargado de poner las rosas y el rejón de muerte, pinchando el primer intento y resbalando el rejón con una banderilla en el segundo intento. Oreja para el madrileño.

Con Lambrusco comenzó Diego Ventura la lidia del quinto, que costó que se moviera de salida, quedando anclado tras el primer rejón. Fue Sueño el elegido para las primeras banderillas, que consiguió que el toro despertara de su letargo. Sangraba en exceso el toro debido a la mala colocación del primer rejón, lo que hizo que perdiera pronto las pocas fuerzas de las que gozaba. Fino demostró su calidad y dejó unas banderillas con clase y muy arriesgadas. Sacó a Roneo, pero el toro no se movía e imposibilitaba la lidia. Sobre Bombón puso tres rosas cortas. Se echó el quinto, y costó levantarlo. Mató a la primera y cayó rodado. Fuerte petición que no sirve para que el usía conceda la oreja y Diego Ventura saluda desde los medios.

Salió más bravo el sexto y último, segundo de Joao Moura, que parecía tener más fuerzas, pero menos fijeza con el caballo. En banderillas se arrancaba sin mucha clase y a medias, y tras el cambio de caballo consiguió que se moviera algo más y pudo emplearse con más oficio. Con las banderillas cortas se echó sobre el toro, colocando éste bien la cara y demostrando el portugués el valor que posee. Mató a la primera y en su sitio, lo que le valió una oreja con fuerte petición de la segunda. El público abucheó al presidente, que ayer negó una oreja a David Fandila ‘El Fandi’, y hoy otra a Ventura y Moura.

FICHA DEL FESTEJO.
Plaza de toros de Antequera. Corrida de rejones toros de Luis Albarrán para
Sergio Galán, ovación con saludos y oreja.
Diego Ventura, dos orejas y ovación con saludos tras petición.
Joao Moura, oreja y oreja con fuerte petición.

Francisco Urbano / @franurvargas