Cerraba la feria la legendaria ganadería de Miura, que todo sea dicho, pecó de falta de fuerza y algunos toros de sosería. Y de este hierro, el aficionado también espera otra cosa. Emoción…Por otro lado la terna, supo entender al hierro de la A con asas, siendo Román el que se llevó el gato al agua cortando una oreja al sexto, pero de peso

El primero de Miura ya quedaba corto en el recibo capotero de Fortes. En el caballo, fue de agradecer el gesto del torero de ponerlo en suerte en las dos ocasiones. En el tercio de banderillas, el toro cortaba por ambos pitones y podía dar la sensación de que el muleta sería un toro con peligro. Fortes con la muleta, enseguida se hizo con la embestida corta del toro, pero sin malas ideas, pero con el defecto de salir con la cara alta al final del muletazo. El malagueño le sacó todo lo que tenía por el pitón izquierdo, incluso dejando buenos naturales aunque fuesen de uno en uno. Pinchazo y estocada desprendida.

El cuarto de Miura, también llevaba el sello de la casa, pero en negativo. El que busca el que se frena y suelta la cara. De igual manera el malagueño lo puso en suerte y suerte la nuestra al ver poner al toro en el caballo. En banderillas, el toro siguiendo la tónica general, cortaba como un diablo. En la muleta de Fortes, el toro ya manifestó su falta de fuerzas, y la consecuencia de ello, soltar la cara, quedarse corto en las embestidas…Fortes demostró seguridad y firmeza toreando por ambos pitones al de Miura, que por cierto, no ofreció ni regaló ninguna embestida. Dos pinchazos, estocada y golpe de descabello.

El segundo de la tarde también se quedaba algo corto de salida. Leal, también tuvo el gesto de poner al toro en suerte las dos veces al caballo. En banderillas, el toro transmitió una embestida más clara que su anterior hermano, incluso desplazándose con buen aire por el izquierdo. Juan recibió al Miura con dos pases cambiados por la espalda, y enseguida quiso torear en redondo con la diestra. Quiso, digo, pues enseguida impuso su tauromaquia de cercanías que tanto le gusta. De nuevo Leal, tiró por la vía del susto queriendo encoger los corazones en el tendido, pero sin torear.  Media estocada.

El quinto de la tarde, también salió frenándose en el capote de Leal. De igual manera, colocado en suerte, no ofreció una gran pelea en varas. En banderillas, no fue cortante como el resto de los hermanos. Leal, comenzó la faena de muleta rodillas en tierra en el centro del ruedo con la diestra. A partir de ese punto, en esta ocasión, Leal si toreó, y lo hizo por ambos pitones domeñando la embestida del animal que en las primeras tandas si soltaba mucho la cara, hasta que el francés lo consiguió meter en la muleta y estructurar faena. Pinchazo y estocada

El tercero de la tarde, muy muy en Miura por hechuras, tampoco lo sería menos en comportamiento, pero en negativo. En el capote de Román, ya se frenaba, y en el caballo, por cierto también puesto en suerte por el torero, cabeceaba en el peto del caballo. En banderillas, ya manifestó peligro cortando siempre que se le citaba. Román, brindó al respetable con la declaración de que lo veía claro, con toro con más sombras que luces. El animal, siempre midiéndole y agarrado al suelo, acabo entrando en la muleta del valenciano, que en todo momento estuvo por encima del toro con una inteligencia sublime toreando con la mano derecha, y construyendo una faena que deja ver el momento que atraviesa. Pinchazo y estocada.

El sexto fue ovacionado de salida, y Román lo toreó con cierto compás por verónicas. Fue puesto el suerte por el valenciano y bien picado por Pedro Iturralde. En banderillas, el animal no cortó tampoco como los cuatro primeros. Y llegaba el turno de Román para cerrar la tarde y también la feria. Román hizo las cosas bien desde el principio, sin brusquedades y dando el medio pecho. El toro ahí respondió en positivo. Román le planteó faena por la izquierda buscando la media distancia y sin toques bruscos y el de Miura respondió metiendo la cara. Por el pitón derecho el toro no quería nada…Román cerró con ayudados por bajo con la izquierda y le recetó un espadazo para cortar una oreja de mucho peso.

FICHA DEL FESTEJO.

Fortes. Ovación y silencio

Juan Leal. Ovación y vuelta al ruedo

Román. Ovación y oreja