El joven recortador turolense, Alejandro Pérez «Álex» sufrió el pasado miércoles una grave cornada en el muslo, mientras realizaba uno de sus saltos en el concurso de recortes de la localidad madrileña de Colmenar Viejo.

El joven de Teruel, está empezando en los concursos de recortes, cuajando grandes actuaciones en Teruel, Cella, Castellón, Vinaroz, y proclamándose vencendor en la Feria del Pilar del pasado año en el concurso de Maestros de la Calle.

 

El cirujano taurino, que atendió a Álex ha realizado unas declaraciones explicando lo ocurrido en Colmenar Viejo, en una fecha en la que se cumplían 32 años desde que Yiyo perdiera la vida en esa misma plaza. Enrique Crespo, ha declarado lo siguiente, dando también el parte médico del grave percance:

«Ayer, 30 de agosto, en Colmenar Viejo, cuando se cumplían 32 años de la muerte de Yiyo, la tragedia rondó de nuevo en su plaza de toros…
Durante un Concurso de Recortes resulto herido de mucha gravedad un joven recortador turolense al realizar un arriesgado salto sobre el primer toro -toro de una gran arboladura y enorme alzada- y que al ejecutarlo de salida fue extremadamente comprometido, lo cual dice mucho del arrojo y coraje de estos muchachos. Y el toro no perdonó, infiriéndole una tremenda cornada: como se dice “le partió el muslo”…
Durante casi dos horas estuvimos tratando de resolverle en quirófano los enormes destrozos que el toraco había provocado. En ese tiempo, el herido se comportó en la Enfermería con el mismo coraje del que hizo gala en ese primer lance que le originó la cornada.
El parte médico que emitimos fue el siguiente:
Herida por asta de toro en muslo derecho con un orificio de entrada en forma de L de unos 25 cm en dirección transversa y de 15 cm en dirección descendente con resultado de un extenso colgajo cutáneo; provoca 3 trayectos: uno hacia adentro y afuera de unos 15 cm que a través del músculo recto anterior llega a diáfisis de fémur arrancando fibras musculares del vasto externo y del propio recto anterior de su inserción femoral; otro hacia abajo de unos 30 cm que despega el músculo recto anterior del fémur y deshilacha parcialmente el tendón del cuádriceps sin penetrar en la articulación de la rodilla aunque alcanza su receso anterior; y otro hacia arriba y afuera de unos 20 cm que alcanza el borde externo del arco crural afectando al extremo proximal del músculo tensor de la fascia lata .
Importantes destrozos musculares en músculos recto anterior, vasto externo y en fascias y aponeurosis superficiales y profundas. Contusión del nervio femorocutáneo. Hemorragia venosa por arrancamiento de colaterales de la safena interna.
Pronóstico: Muy Grave
Después de ser intervenido quirúrgicamente fue trasladado al Hospital Ramón y Cajal»

Ricardo Fuertes

 

(Fotos: Diego Torán, El Embroque)