La segunda novillada de Feria, con reses de Flor de Jara, ha dejado tres orejas, una para cada diestro participante. El argandeño Francisco de Manuel, que hacía su tercer paseíllo como novillero, cuajó una gran actuación con el primero de su lote y se encargó él mismo de poner las banderillas a sus dos oponentes. Las buenas maneras de la joven promesa del escalafón novilleril provocaron los mayores aplausos de la tarde con un animal que fue ovacionado en el arrastre. De Manuel no tuvo suerte con el último novillo, que no quiso saber nada de la muleta.

Ángel Jiménez, muy bien con el capote, sumó una oreja con el cuarto de la tarde gracias a una estocada certera y a una faena correcta. Por su parte, Ángel Sánchez, que volvía después de su actuación el año pasado, también obtuvo un trofeo con el segundo del festejo, después de una faena templada con la diestra. El madrileño no tuvo opciones con el quinto.

Fue ovacionado el subalterno Gonzalo Seco al realizar un quite salvador durante un tercio de banderillas.

Plaza de Toros de Arganda del Rey.
Tres cuartos de entrada.
Ángel Jiménez, palmas y oreja;
Ángel Sánchez, oreja y silencio;
Francisco de Manuel, oreja y palmas