El matador de toros Sergio Flores recibió el alta médica en el día de hoy, y abandonó el hospital Beneficencia Española de San Luis Potosí, emprendiendo el viaje hacia Tlaxcala donde continuará la recuperación en casa.

Con buen ánimo, Flores se enfocará las próximas semanas en su rehabilitación física para regresar al cien por ciento a los ruedos.

Desde este espacio Sergio Flores, su apoderado Roberto Viezcas, y todo su equipo de trabajo envían su agradecimiento al equipo médico y a la afición, que día con día han estado al pendiente de su evolución.